miércoles, 29 de diciembre de 2010

El viaje del idiota


"Acuciado por la emoción me conduce hasta el borde y señala hacia abajo. La perspectiva, desde aquí, es formidable: el pantano, desaparecido hace unos minutos, centellea bajo el cielo. Su lecho de color esmeralda absorbe infinitas partículas de luz. Se diría que el pantano está embrujado por una somnolencia geológica, algo que trasciende la escala del tiempo. Pero al examinarlo, al reposar la mirada, ves algo más: en su superficie, como si fuera un espejo, se reflejan las montañas. El contorno exacto, trazado a lápiz, con sus siluetas imponentes. Como si debajo de sus aguas se estuviera repitiendo el mundo."

El viaje del Idiota.
Miguel Paz Cabanas
Ediciones Baile del Sol



Yo no voy a hacer una crítica de la novela, no se me da bien. Me ha gustado, y algunos pasajes son una pura delicia al leerlos, como el q me he traído a casa (espero q no te moleste, Miguel). Enhorabuena, otro logro más de los muchos q has conseguido en esto de escribir.

Hace tiempo q el blog de Miguel Paz es uno de mis favoritos y si aún no lo conocéis, es hora de arreglar eso: http://carpantaesanarquista.blogspot.com/


.



miércoles, 22 de diciembre de 2010

Feliz Navidad


Otra Navidad y estamos aquí. No todos, por desgracia. Hay un nuevo agujero en mi corazón esta Navidad (Paloma no está), hay problemas laborales, hay inquietud. Pero estamos aquí.

En realidad, eso es lo único q importa.

Por eso quiero desearos lo mejor, sólo lo mejor, a todos y cada uno de vosotros. Que tengáis la suficiente alegría, la suficiente salud y el trabajo para conseguir el suficiente dinero y seguir sin perder la sonrisa, q siempre haya cerca una mano amiga y un abrazo calentito, y cerca no significa distancia en kilómetros, sino en cariño.

Felices días navideños, q el año próximo os traiga todo eso q deseáis y no se pudo tener. Gracias por estar ahí y hacer de mi casa un sitio tan especial.

Un abrazo de oso y un beso de turrón. De chocolate. ^^


.

domingo, 19 de diciembre de 2010

Lo que yo quiero


Lo que yo quiero es coserme a tu costado
con punto desigual de cruz de mayo,
volverme orilla del cauce de tu río,
ser la asesina de tanto desengaño.
Lo que yo quiero es borrar la diferencia
que marca, débil, la puerta del pecado
y bordar noches y días sin tormentas,
tener la pluma, la llave y el candado.
Lo que yo quiero es olor a pan caliente
y a tierra fresca mojada por el agua,
pasar la vida como las golondrinas
volando juntos, rasgando la mañana.


.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Elegía pura



Aquí no pasa nada,
salvo el tiempo:
irrepetible
música que resuena,
ya extinguida,
en un corazón hueco, abandonado,
que alguien toma un momento,
escucha
y tira.



Angel González

.

domingo, 5 de diciembre de 2010

lunes, 22 de noviembre de 2010

...



A veces me duele, a ratos.
Me molesta cuando duermo
y me roza con la ropa.
Pero al médico no voy.
Me da vergüenza decirle
que me están saliendo alas.


.

jueves, 4 de noviembre de 2010

Estoy liada


Eso. Q ando muy liada, con muy poco tiempo libre. Así q os pido disculpas por actualizar poco, por no pasarme a veros tanto como me gustaría, por esta casi ausencia de los últimos días. A veces, las cosas se complican un poco.

Pero no pasa nada, ya vendrán tiempos más tranquilos. No me olvidéis, eh, q hay café caliente en la cocina para quien le apetezca una taza. Ya sabéis: estáis en vuestra casa.


Besicos.


.

lunes, 25 de octubre de 2010

De mi alienígenalienada infancia


El abuelo se acostaba siempre pasado el filo de la media noche para no cortarse y dormía a pierna suelta pues dejaba la ortopédica apollada al lado de la cabecera de la cama. Perdió la buena volviendo de una de sus cenas espantacruélicas ( Que espantan de lo cruelmente salvajes), en un atasco: se le atascaron las arterias. Ya se lo decía el médico: "No beba y siga una dieta", a lo que él respondía: "No bebo, yo el vino lo mastico y no me salgo de la dieta del bocadillo de tocino, que ya daría yo una pierna por comer de vez en cuando una ensalada de lechuga, una pera, una coliflor, pero siempre he pensado que hay que respetar el paisaje, no cometer la gamberrada de alimentarse de él".Y una pierna dio.Tras la operación quiso denunciar a los médicos cuando le dijeron que habían incinerado su pierna, él ya contaba con ella para llevar a casa algo que echarle a Pantallita en el arroz. Pantallita era nuestro perro, siempre estuvo más delgado que el flaco favor de un mal amigo.El nombre se lo puso el abuelo el día que lo trajo a casa.- ¡Abuelo, abuelo, qué bonito! ¡¿Cómo se llama?!- No tiene nombre todavía, habrá que ponérselo.- ¡Tobi, Tobi!- ¿Tobi? ¿Qué nombre es ese? No me seas americano que te pego una torta, "Tobi" no tiene ni pies ni cabeza, es nombre bueno para una lombriz, no para un perro.- Que sí, abuelo, "Tobi", porque es muy pequeñito, no llega al "Tobi-llo".- ¿De dónde sacas tú esas tonterías? Hay que ser más serio, Pedrín, que ya tienes 8 años. Le llamaremos "Pantallita", porque la pantalla de la tele tiene 42 pulgadas y este, como sólo tiene una, se queda en "Pantallita".Y acertó, porque sufría de pulgas crónicas, no había producto que se las quitara, llegué a mirarlas con una lupa por ver si llevaban mascarillas puestas y con el tiempo terminé por creer que eran de plástico, se las había puesto con pegamento algún bromista antes de llegar mi abuelo a la perrera y que el chucho se arrascaba por hacerse el interesante.Pantallita era un perro tan bueno que no lo sacábamos al campo porque le mordían las ovejas, pero tan vago que en lugar de enseñarle a hacerse el muerto le enseñé a hacerse el resucitado para que se moviera algo. Lo de ir a buscar el palo lo dejé por imposible, se me hacía el tonto, daba un paso, cogía una hierba con la boca y se me quedaba mirando con cara de "¿Era esto lo que tiraste, no?" Lo de dar la patita fue capítulo a parte que me costó una bofetada, no había forma, el pulgoso arrascaba el suelo, levantaba un poco la pata y la volvía a posar, y justo aquel día que volvió el abuelo del hospital se me ocurre decir "Mira al abuelo, Pantallita, él si que sabe dar la pata, que vuelve a casa sin ella". Pues sí, la única orden que obedecía bien era la de "¡Quieto!", una vez se la di antes de irme un viernes de campamento y cuando volví el domingo le encontré en la misma postura y deshidratado.Pantallita murió por culpa de la bebida: le calló sobre la cabeza el garrafón de vino de mi abuelo, que en un tropiezo etílico se le escapó de las manos sobre la cabeza del animal.Le enterramos en el huerto junto a las berzas, "Para que abone", dijo mi abuelo, que siempre había sido un hombre muy práctico; rezamos un "Perro nuestro que estás en los cielos", mi abuelo se emborrachó por razones medicinales, para superar el sentimiento de culpa y yo me puse en la manga el collar del perro, casualmente de color negro luto.La verdad es que no las tenía todas conmigo:- Abuelo, ¿no irán las berzas a saber a perro, no?- La verdura siempre sabe a perros, Pedrín, es igual con qué la abones.- Pues a mi me gusta.- A ver si me vas a salir verdulero, que a maricón solo hay un paso, que se empieza por una col y se termina por un pepino.- ¿Qué es "maricón", abuelo?- Uno que planta el nabo donde hay demasiado abono.- Ah. Pues se le pudrirá, ¿no, abuelo?- Ojalá. Y no preguntes tanto, que me pones negro.- No abuelo, eso no, yo te quiero como eres: rojo.- ¿Qué rojo ni qué perro muerto? ¿Quién me dice "Rojo" a mi?- La abuela, y que el vino no se te sube a la cabeza, que se te queda todo en la cara, que te cabe, y que llevas en ella dibujado el mapa de La Rioja.- A la abuela ni caso, nada más que lo justo para vigilar donde esconde las botellas del abuelo.- Abuelo...- ¡¿Queeeeeeeeeeeee...!? ¡Joder, qué niño más pelma!- ¿Las caniquitas también las tienes rojas?- ¿Qué?- Es que en la catequesis le pregunté a Don Alfredo si alguna vez se había caído por un barranco, porque tú dices siempre que los únicos curas que te caen bien son los que caen por un barranco, y Don Alfredo respondió "El rojo de los cojones de tu abuelo un día va a tener un disgusto conmigo".- ¿Y quién te ha enseñado lo que son los "Cojones".- Tú, abuelo.- ¿Yo?-Sí, aquel día que dijiste "Mira Pantallita qué vago es, se tumba con el hocico pegado a los cojones para no moverse si le pican y se los tiene que arrascar con los dientes".- Pues a ver si escuchas menos lo que dice el abuelo, y a los curas menos caso que a la abuela, Pedrín: No te fíes nunca de alguien que con un solo vaso de vino que se toma se pone ya a repartir hostias a todo quisque y dentro de la iglesia, que es más pecado.-Ah... Y... Y... ¿Por qué la abuela te llama "Viejo verde", abuelo?- Por no llamarme "Hierba seca", Pedrín, y anda, trae el tocino, el pan, la botella y la navaja, que se le pasan las 11 al abuelo y luego no es persona. Y vete a jugar por ahí, no molestes más en casa.En fin, ¿para qué desobedecer cuando a uno le mandaban a jugar? Así pasábamos los días allá en mi planeta. Qué nostalgia.





.

miércoles, 20 de octubre de 2010

Para leer en forma interrogativa


Has visto
verdaderamente has visto
la nieve los astros los pasos afelpados de la brisa
Has tocado
de verdad has tocado
el plato el pan la cara de esa mujer que tanto amàs
Has vivido
como un golpe en la frente
el instante el jadeo la caìda la fuga
Has sabido
con cada poro de la piel sabido
que tus ojos tus manos tu sexo tu blando corazòn
habìa que tirarlos
habìa que llorarlos
habìa que inventarlos otra vez.


Julio Cortázar


.

sábado, 9 de octubre de 2010

Aragón



Ni la persistente lluvia impide q hoy Zaragoza arda en la primera noche de los Pilares. Toda la gente q llena la Plaza del Pilar, con paraguas o sin él, tiene el corazón rebosante de alegría. Empiezan las fiestas, y no solo de esta ciudad, sino de todo Aragón.

Felices fiestas, para todos.

.


lunes, 4 de octubre de 2010

La marea

lunes, 27 de septiembre de 2010

Poesía de mi planeta.


La putaleche como te amo:
Aquí al lado de la bahía
tales suspiros exhalo
que hundo cien veleros al día
y desplumo todos los pájaros.

La putaleche como te añoro:
en un tornado de imaginandos
de talesueños son los endiños
que me hierve la chota a mil grados
con el caldo de mis artificios,
oye, sí, y jo, qué a modo de tigregato
orgío derrochón tras de tus labios
aludes de tornillos incastos,
delictivos chupomuerdos,
prospecciones a la campanilla
y de regalo para que pegues sellos
equis litros de saliva.

La putaleche como te coja:
Te pasterizo a pellizcos,
te deshidrato a fermentos,
te aprieto molde, te prenso
y pan que te pan
con dulce de miembrillo
así de lechón te meriendo
que no te dejo ni un quesito.



Locuán


miércoles, 22 de septiembre de 2010

El otoño





-

sábado, 18 de septiembre de 2010

Esa


Esa que camina sin contar sus pasos
que no tiene claro si va o si ha venido
la que torpemente coloca ladrillos
de lágrimas dulces y se hace su casa.
La que ve más claro al cerrar los ojos
la que tiene miedo, se lo come y calla
la que perdió tanto por ganar su vida
y ganó perdiendo aquello que amaba.
Esa que de noche sueña con jardines
con perros y niños bañados de luna
la que sabe cierto que ya nunca vuelven
el tiempo pasado ni el amor vivido.
La que quiere tanto todo lo que quiere
que le va explotando de cariño el alma
y deja un reguero de sangre caliente
para, si te pierdes, poder encontrarla.


.

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Adagio

.

lunes, 13 de septiembre de 2010

Premio Elixir para olvidar- José Zúñiga


Entre mi formidable grupo de blogs amigos, hay un autor que destaca por su pasmosa facilidad a la hora de atacar la poesía en cualquiera de sus formas. Igual le da el verso libre, la octava italiana, los serventesios, el soneto, la espinela, la pura prosa o lo que se tercie. Es un maestro de la letra y la palabra. Es José Luis Zúñiga (http://yozuniga.blogspot.com/) y su blog Tiempo a Destiempo. Por eso me complace enormemente darle este modesto premio. Amigos, tenéis que ir a su casa y comprobar lo que os cuento. No tiene despedicio.

José, gracias por tu obra. Un abrazo.


.


sábado, 11 de septiembre de 2010

Eso que hemos perdido


Eso que hemos perdido
que no sea una herida
en nuestro bosque a medias.
Claro que echo de menos
lluvias de flores blancas
el sudor estepario
y la huída al abismo
claro que tengo a veces
la película entera
rompiéndome la boca
y un sentimiento ajeno
se me instala y me llena
de algo casi olvidado.
Pero es cada vez menos.
Somos dura corteza
de árboles incontables.


.

miércoles, 8 de septiembre de 2010

Paisajes marinos (I)




Un pellizco del cielo con raíces de espejo.
Soy un pulmón de sal, de espuma los arpones.
Una pista de baile para las gaviotas.
Soy la que besa al sol antes de que se ahogue.
Soy la calor nacida, un tortazo del viento.
Soy la piel que sostiene tus vuelos imposibles.
Soy la madre que canta, que acuna, que espera.
Soy el azul soñando que riega tus jardines.
Tatuaje de arena que en seguida se borra.
Un párpado de mar me ha nublado la vista.
La suerte es que la luna hoy sale sin zapatos
y no echaré de menos esos cuadros que pinta.
Soy alfombra encantada, soy un ave de agua.
Soy aquel paraíso de Vicente Alexandre.
Soy la que te derrumba los castillos de arena.
Soy la vista saciada, de tu ausencia soy hambre.




El Antifaz






Acabo de robar, con total alevosía, esta belleza del blog de mi amigo Antifaz http://elantifazz.blogspot.com/. Tenéis q leer sus poemas, seguro q os gustan tanto como a mi. Antifaz, espero q me perdones el atrevimiento. Un beso.






.

lunes, 6 de septiembre de 2010

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Sin vértices



En este corazón sin vértices
me zambullo
y no sé
si me podrán
la ausencia,
el miedo y la memoria
o si sacaré fuerzas
para seguir ganando
en todas mis batallas
ésas
que cada día
son un poco más duras.



.

domingo, 29 de agosto de 2010

Yo


Yo vivo y tiemblo,
recompongo viejos verbos destrozados
en los hornos del frío
y me invento una palabra para cada lágrima.

Yo salgo a pasear
y me inclino sobre las fuentes vacías
para besar mi boca inexistente.

Yo tengo la mirada llena de sal
y cuerpos como estrellas de arena
y flores voraces
que me consumen lentamente.

Yo vivo y tiemblo,
resucito y me arrastro por el aire caliente
de las floraciones
y por el ojo siempre abierto del día.

Yo, luna tibia,
amándome y muriendo.


Susana Thénon


.

sábado, 28 de agosto de 2010

.


...cuando todo gira
y el calor gira
y la palabra color sumérgeme
cierra la puerta
que ninguna voz sea llevada
que todas las iniciales se mantengan
en ese letrerito del buzón
donde ya apenas nadie deposita palabras
todos respirando la misma luz
quizá otra
pero aquí
como en un mar de Sargazos
aquí dentro
donde todavía


...


Alfaro



Imperdonablemente, aún no había adornado mi casa con ninguna palabra de esta increíble mujer. Así q, sin pedirte ni permiso, Alfaro, me traigo esta belleza y remedio el fallo.

Para los pocos de vosotros q no conozcáis a M.J.Romero (Alfaro) http://alfaro-laciudadsinnombre.blogspot.com/, mi consejo de ir corriendo a su blog y zambullirse en ese océano de emociones.

Gracias, Alfaro, por dejarme robarte. Un abrazo grande.


.

jueves, 26 de agosto de 2010

Los amigos


En el tabaco, en el café, en el vino,
al borde de la noche se levantan
como esas voces que a lo lejos cantan
sin que se sepa qué, por el camino.
Livianamente hermanos del destino,
dióscuros, sombras pálidas, me espantan
las moscas de los hábitos, me aguantan
que siga a flote entre tanto remolino.

Los muertos hablan más pero al oído,
y los vivos son mano tibia y techo,
suma de lo ganado y lo perdido.

Así un día en la barca de la sombra,
de tanta ausencia abrigará mi pecho
esta antigua ternura que los nombra.


Julio Cortázar

miércoles, 25 de agosto de 2010

Cortar y pegar en una carpeta que diga te quiero




Que me daba la sal de la lengua y la mía la trababa a un yunque,
y de un lazo lo ataba al diluvio que éramos desnudos,
el uno frente al otro.
Sin mentiras ni ropa ni pellejos, si no luz,
y los labios mordidos como perros.

Que me olía a limones su piel a limones y su cara sencilla,
era un campo de fresas, su boca, ciruela , su voz,
la campana de un barco, al fondo de la noche.

Hiere,
me,
con, decía, “tus hierros y pezuñas”.
Y la hería de muerte,
y me gemía la vida,
y así de pronto, eléctrica, se hacía trueno y yo,
reguero:
“Escupe mi vida”... y sobre el lecho, una flor blanca,
difuminándose en las sábanas.



Billy Mcgregor

(
http://historia-dero.blogspot.com/)


.

martes, 17 de agosto de 2010

Paloma


Estos días he mirado el último mar q tú miraste. He respirado ese aire de montaña y salitre, el mismo q tú respiraste por última vez. Llevo una semana en la q mi primer pensamiento por la mañana es "Paloma se ha muerto" y el último antes de dormir es "Paloma se ha muerto", como si, a fuerza de repetirlo, mi corazón se creyera eso q mi cerebro sabe. Eres la primera de nosotras en irte. Tan pronto, tan de repente... temprano levantó la muerte el vuelo, temprano madrugó la madrugada, temprano estás rodando por el suelo... Ni siquiera estoy enfadada, solo incrédula y pasmada y triste. A veces lo olvido y pienso q tengo q llamarte por teléfono. O, como en Cantabria hace unos días, casi te compro una cosita de recuerdo. Has sido a veces madre, a veces hija y siempre amiga. Dejas un hueco tan grande, Paloma, tan grande, q no sé como saldremos de esta orfandad, como volveremos a juntarnos todas sin ya nunca más ser todas, porq nos faltarás tú. Quién me abrazará como tú, dime? Quién estará pendiente de mí desde la distancia? Quién se ocupará de mandarme las fotos, esas q os hacéis juntas, cuando yo no estoy? Me duele mucho tu ausencia, me falta un trozo de pulmón, o de brazo, o de alma. Tengo una pena muy grande, Paloma, porq te quiero y no podré volver a abrazarte. Ya no podré.
.

domingo, 1 de agosto de 2010

Agosto...


Agosto.
Contraponientes
de melocotón y azúcar,
y el sol dentro de la tarde,
como el hueso en una fruta.
La panocha guarda intacta
su risa amarilla y dura.
Agosto.
Los niños comen
pan moreno y rica luna.



De: Canciones
Federico García Lorca


.

martes, 20 de julio de 2010

Verano


Pensaba
que no cambiarían nunca
que siempre estarían ahí,
dispuestas y preparadas
para que yo las tocara,
las respirara,
las viviera.

Pensaba
que todas esas cosas
que componen una vida
estaban cosidas a mí,
pero no,
sólo estaban prendidas
con alfileres de tiempo.

Nunca fueron mías.
El verano
no es de los grillos
ni de las cigarras.

El verano
espera agazapado
detrás de los trigales
y acaricia mi memoria
igual que el viento de julio
sopla sobre los olivos.



.

viernes, 16 de julio de 2010

Me enamoré

jueves, 15 de julio de 2010

El pájaro que da cuerda al mundo


A veces, sin embargo, la soledad me punzaba el corazón. El agua que bebía, incluso el aire que respiraba, venían cargados de largas agujas de punta afilada. Las esquinas de las páginas del libro que sostenía en la mano me amenazaban con un destello blanco como filos de una navaja de afeitar. A las cuatro de la madrugada, cuando todo estaba en silencio, podía oír cómo crecían las raíces de mi soledad.



Haruki Murakami


"Crónica del pájaro que da cuerda al mundo"
.

viernes, 2 de julio de 2010

Noche de verano


Es una hermosa noche de verano.
Tienen las altas casas
abiertos los balcones
del viejo pueblo a la anchurosa plaza.
En el amplio rectángulo desierto,
bancos de piedra, evónimos y acacias
simétricos dibujan
sus negras sombras en la arena blanca.
En el cénit, la luna, y en la torre,
la esfera del reloj iluminada.
Yo en este viejo pueblo paseando
solo, como un fantasma.

Antonio Machado



.

domingo, 20 de junio de 2010

In memoriam


En la isla a veces habitada de lo que somos, hay noches, mañanas y madrugadas en que no necesitamos morir.
En ese momento sabemos todo lo que fue y será.
El mundo se nos aparece explicado definitivamente y entra en nosotros una gran serenidad, y se dicen las palabras que la significan.
Levantamos un puñado de tierra y la apretamos en las manos. Con dulzura.
Allí está toda la verdad soportable: el contorno, la voluntad y los límites.
Podemos en ese momento decir que somos libres, con la paz y con la sonrisa de quien se reconoce y viajó alrededor del mundo infatigable, porque mordió el alma hasta sus huesos.
Liberemos sin apuro la tierra donde ocurren milagros como el agua, la piedra y la raíz.
Cada uno de nosotros es en este momento la vida.
Que eso nos baste.



José Saramago

Na ilha por vezes habitada, "Provavelmente alegria", 1985


.

jueves, 17 de junio de 2010

Premio Elixir para olvidar - Voltios


Tengo el enorme placer de conceder este premio modesto, pero lleno de cariño, a nuestro amigo Angel Rodriguez "Voltios". Y no sólo por su poesía, sino por sus fotografías y, sobre todo, por ese corazón generoso q le lleva a llenar su espacio con las obras de otros autores, haciendo posible conocer mucha gente estupenda q, de otra manera, jamás llegaría a nosotros. En su blog
Desde las lindes del Sur http://angelrodriguezpoeta.blogspot.com/ paseréis un buen rato, así q os lo recomiendo muchísimo.
Gracias, Voltios.


.

viernes, 11 de junio de 2010

Vampiros


Me compré un cuaderno de los de tapa dura y lomo de piel, para escribir un libro de poemas. Luego resultó que los poemas solo me salían si los escribía en papeles sucios. Y aunque eran excelentes, lo juro, se convertían en malos al pasarlos a limpio en el cuaderno especial de tapa dura y lomo de piel, como si los poemas no fueran partidarios de aquella forma de desclasamiento. Tu mundo, me decían, está en los cuadernos baratos, en el papel higiénico o de cocina, en los folios usados, en las libretas escolares... Escribí un libro de poemas en un cuaderno de contabilidad, utilizando solo la zona del "Debe". Y era perfecto, créanme. Se lo entregué al editor, que decidió hacer una tirada corta, para bibliófilos. Pero una vez publicados resultaron defectuosos, como si los hubiera escrito en el "Haber". Mis poemas solo eran buenos mientras permanecían en papeles manchados. Solo eran buenos a condición de no existir. Eso me desanimó, pero no dejé de escribirlos. Tengo miles de ellos. No puedo demostrar que son geniales porque se deterioran apenas los enseño. Continúo comprando cuadernos caros, de los que venden en las tiendas de los museos y en las papelerías de lujo. Todos ellos permanecen vírgenes, esperando un conjunto de poemas imposibles.

Una vez al mes, para provocarme, ovulan y sangran y están tristes como un útero vacío. Soy un poeta genial indemostrable. Escribo poemas sucios en las esquinas de las páginas de los periódicos, en los pañuelos de papel usados, en los espacios libres de las cajas de paracetamol o codeína, en los lunes y martes de todas las agendas, en el reverso de las multas de tráfico y de las recetas del médico, incluso en la palma de la mano, y en la muñeca, a la altura por la que otros se abren las venas. Pero si alguien los lee, se vuelven malos, al modo en que la luz destruye a los vampiros.



Juan José Millás


.

domingo, 6 de junio de 2010

Pipa


Pipa no sabe nada
va descubriendo todo
con esos ojos nuevos
tan recién estrenados
que adoran simplemente
las voces de sus amos.
Hay un mundo de olores
de formas
de matices.
Hay un mundo de gente
que siempre la acaricia.
Pero hay también un mundo
que hoy le ha enseñado
las fauces poderosas
del dominio y la fuerza;
y su cuerpo de arena
temblaba y no entendía.


Pipa, que es tan pequeña,
pronto comprenderá.




Para Pipa,
que hoy probó el miedo.


.

miércoles, 2 de junio de 2010

Viaje a los sueños polares





...

Apártame del mundo
ese lugar sin sombras.
.
...
Devuélveme el lunar,
el lugar en que me salvaste.
.
...
Recórreme sin prisa
ahora que las máscaras son muecas.
.
...
No dejes que las ruinas grises del asfalto
amenacen nuestro castillo de naipes.
.
...
Hazte viajera de mis sueños polares.
.
...
.
Sé tú mi princesa con la corona de fresa
... y si un día ...
te cruzas con mi sombra en el pasillo
sonríeme sin alma
para que nadie sepa
que guardamos un reino en los armarios.


Eloy Sánchez






No debéis perderos su blog Lágrimas en la lluvia (http://lagrimalluvia.blogspot.com/) . Eloy es autor no sólo de los textos, sino de las imágenes. La q veis en este post es suya también. Y me ha dado permiso para traerlo todo aquí, y q así mi casa esté más bonita. Gracias, Eloy.


.

sábado, 29 de mayo de 2010

Cuando pienso en ella


Cuando pienso en ella
algo muy adentro
late y se me llena
de alas
de gaviotas.
Todas las estrellas
bailan el merengue
en un cielo púrpura
de bordes
morados,
pálidas estrellas,
pálida piel suya
que es nieve en el fuego.
Ardo de esperanza,
ardo y me consumo,
falto
y me completo
todo
y nada encaja
cuando pienso en ella.


Para Diana


.

miércoles, 26 de mayo de 2010

Amapolas


En el verde del suelo
pintan las amapolas
sus grandes lagos rojos.
Los dos extremos de mi vida
limitan a un lado con asfalto,
al otro con el tiempo,
al otro con la ausencia
y se desdibujan cada vez más
y ya no sé
si se han desangrado las flores
o lo que mancha el campo
son los trozos
de mi fragmentado corazón
que se multiplica como panes y peces,
que se hace grande, grande,
que se extiende infinito
señalando el camino
como si hiciera falta,
como si no supiera
que no lo necesito
para seguir viviendo.



.

domingo, 23 de mayo de 2010

Animal que despierta


Soy la gata que camina dentro de mí
conmigo
las leves zarpas afelpadas
He bajado por el río
conservando el gusto por la caza
los ambiguos maullidos

Cuando cierro los ojos atravieso los siglos

Las arenas le dieron el color
a esta piel suave que esconde
una flor mojada entre las fauces
el oro egipcio se ve reflejado en la pupila
de esta gata
que demasiadas veces
recuerda su verdadera condición de fiera

La Reina de Saba habría dado la mitad de sus tierras
por tener estas garras

Ana María Rodas




.




sábado, 15 de mayo de 2010

Ya no me acuerdo

viernes, 7 de mayo de 2010

Me quedo contigo

jueves, 6 de mayo de 2010

Disculpadme

Pues tengo el ordenador pachucho. Supongo q más q un virus, es como un elefante iracundo, así q voy fatal con el blog. Además, se ha desconfigurado o lo q sea el teclado y no me deja poner las tildes, así q escribir es un suplicio. Y como no es plan de usurparle la máquina a nadie, prometo volver a mi ser en cuanto lo arregle, y eso puede tardar un poco. De momento, puedo leeros. No escribo porq me cabrea hacerlo mal. Así q disculpadme, porfa. No es q no os quiera, es q no os lo puedo decir.
Sigo por aquí.

.

sábado, 24 de abril de 2010

Mascarón de proa


Quiero ser el mascarón de proa
de tu vida.
La que va delante tuyo
ahuyentando los miedos.
La que no sirve para nada.
Ni timón,
ni vela,
ni viento,
ni ancla.
La que se quiere porque sí.
La inútil que se abraza a tu madera
aún en tiempos de tormenta.


Gisela Galimi


.

martes, 20 de abril de 2010

Es bastante


Olvido algunas cosas.
Olvido, por ejemplo, algunos nombres.
Muchos odios. Palabras
que no debí decir.
Incluso de ti misma he olvidado
instantes que pensé siempre estarían
sangrando en mi memoria.

Pero nunca olvidé la forma en que me hacías
el amor. Ni tampoco tu rostro en el momento
en que morías
agarrada a mi carne.

Siempre quedan,
a pesar de los días olvidados,
unos ojos perdidos en la nada,
un jadeo animal y un rostro único
que sólo en un segundo se convierte
en toda la razón de la existencia.

Es eso lo que queda
de todo amor eterno. Y es bastante.
O es lo que quisiera que quedara
cuando intento
acordarme de un cuerpo
que tal vez nunca fuera de mis manos.

Rodolfo Serrano



No he podido evitar trerme este poema, uno de los maravillosos poemas de Rodolfo Serrano (http://rodolfoserrano.blogspot.com/), cuyo blog no podéis dejar de visitar. Gracias, Rodolfo.
.

domingo, 18 de abril de 2010

Defensa de la alegría




a trini

Defender la alegría como una trinchera
defenderla del escándalo y la rutina
de la miseria y los miserables
de las ausencias transitorias
y las definitivas
defender la alegría como un principio
defenderla del pasmo y las pesadillas
de los neutrales y de los neutrones
de las dulces infamias
y los graves diagnósticos

defender la alegría como una bandera
defenderla del rayo y la melancolía
de los ingenuos y de los canallas
de la retórica y los paros cardiacos
de las endemias y las academias

defender la alegía como un destino
defenderla del fuego y de los bomberos
de los suicidas y los homicidas
de las vacaciones y del agobio
de la obligación de estar alegres

defender la alegría como una certeza
defenderla del óxido y de la roña
de la famosa pátina del tiempo
del relente y del oportunismo
de los proxenetas de la risa

defender la alegría como un derecho
defenderla de dios y del invierno
de las mayúsculas y de la muerte
de los apellidos y las lástimas
del azar
y también de la alegría.


Mario Benedetti


.

sábado, 10 de abril de 2010

Cantos de sirena

martes, 6 de abril de 2010

Abril


Con sus nieves y aguas mil
al invierno el sol destierra;
suspira alegre la tierra
y ese suspiro es abril.
¡Abril!, el primer albor
de la mañana en el cielo;
¡abril!, el primer anhelo;
¡abril!, la primera flor.
El primer ímpetu ardiente
de la vida, antes en calma;
el primer grito en el alma;
el primer sueño en la frente.
Abril es por maravilla
flor de eterna juventud;
abril es fuerza y salud;
abril sabe a manzanilla.
Abril es aura que cruza
entre flores a escoger;
abril es una mujer,
y una mujer andaluza.
Abril ama, sueña, engríe,
canta, bulle y alborota;
abril es clavel que brota,
abril es boca que ríe.
¡Abril! ¿A quién no has dejado
el recuerdo de un amor
y las hojas de una flor
en el libro más preciado?




Serafín y Joaquín Alvarez Quintero


.

martes, 30 de marzo de 2010

Como lluvia de verano


Como lluvia de verano
que refrescara mis pasos
necesitaba tu aliento,
tu mirada, tu ternura,
y mi piel se resecaba
y ardía de tanta fiebre,
pisaba el suelo caliente
y me quemaba la aurora.
No llovieron tus caricias
sobre mi pena de agosto.
Aprendí a buscar el agua,
aprendí a beber yo sola,
aprendí que nunca llueve
cuando el amor se adormece.
Sembré mi nube y ya crece.
Ya me lluevo yo, sin ti.


.

domingo, 28 de marzo de 2010

Yo, la hembra fiera



Yo, la marsupial,
la roedora,
la que no tiene tregua,
la que ha juntado ramas,
la que escoge las hierbas con las zarpas heridas,
la que gasta los cobres de su lengua
para fraguar el nido
y está midiendo el viento,
y acapara el lado oculto
de todas las colmenas,
la que atina a mirar los trajes de la luna
y quiere desovar,
la que fue fecundada
con un polen antiguo
y está que la revienta
la gloria de la estirpe,
la que tan sólo espero un signo de los astros
para tirarme
con un rugido ronco a dar a luz,
yo, la hembra fiera,
la traidora, la taimada,

la que a la muerte ha echado
a perder
su cacería.


Ana Istarú
De "Verbo madre" 1995




.

sábado, 27 de marzo de 2010

Espejo


Se mira al espejo
buscando de nuevo
los rayos de luna
que había en sus ojos
y no encuentra nada,
solo su reflejo,
y se va al trabajo
con los sueños rotos.


.

miércoles, 24 de marzo de 2010

Volver




.


jueves, 18 de marzo de 2010

Declaración


Yo, que camino
de uno a otro extremo,
que no tengo claro ni el norte ni el día,
que respiro y como
y trabajo y siento
como si no fuera todo relativo;
yo, que soy
un árbol que ni el cierzo arranca
y estoy condenada
a tener memoria
declaro este día de uso privativo,
declaro estas horas mías rigurosas,
me afirmo en la usencia
triste y elegida,
me sigo rompiendo,
me muero de vida.



.

lunes, 15 de marzo de 2010

Premio ELIXIR PARA OLVIDAR - Carmensabes




Me propuse, al crear este Premio de mi blog, mencionar especiamente aquéllos que me parecen sobresalientes, de una u otra manera. Desde luego, el tercer Premio va para un blog extraordinario: Carmensabes Poesía y Arte Con un gusto exquisito, Carmen Pascual nos ofrece una muestra de maravillosos pintores y poetas magníficos. Su casa es un lugar para estar mucho rato, recreándose en las imágenes y los textos y es un sitio donde yo aprendo mucho. Os lo recomiendo porque sé que os encantará.


Carmen, gracias por tu blog y por hacerlo un poco de todos.




.

viernes, 12 de marzo de 2010

La suavidad del pan que no ha nacido...



La suavidad del pan que no ha nacido
sostiene sus caderas
un lomo terso de venado,
la curvatura del melón,
altas mejillas donde escribió
su adiós final la espalda.
Cómo no amar a este varón
sentado en sus dos lunas,
volcado como un río sobre el lecho.
Amo su boca tocada por la abeja,
amo sus higos apretados,
amo esta órbita doblemente dulce:
detenidos ocasos sus dos nalgas,
oh gloria de la esfera, las dos copas
en que lo habrán vertido un día.
Su grávida ternura me devuelve
a las cosas más terrenas.
Los ángulos equinos, el traje circular del universo.
Cómo no amar a este varón tocado
con piel de albaricoque en la cadera.


Ana Istarú
De "La estación de fiebre y otros amaneceres"


.

lunes, 8 de marzo de 2010

Los regresos fugaces


Regresa al nido de vez en cuando y en una de esas cenas con amigos que han tenido su prole rebasados los cuarenta, te vuelve a oír la historia cien veces repetida de que siendo bebé nos robaba el sueño, su llanto inconsolable y nocturno, las mecedoras insomnes donde intentabas adormecerla estérilmente y ves que pone cara de resignación, los padres tenemos un sexto sentido para ser despiadados, para evocar con fruición el sacrificio de los pañales y las papillas, las tardes lluviosas en los parques con tiovivos y caballos de madera, hay que ver la de horas que pasé contigo, le dices, y menos mal que comías bien, y que había médicos sin remilgos para explorarte la garganta, que no abrías la boca ni por casualidad, y las vacunas, y los cumpleaños ruidosos e interminables, pero en el fondo lo que quieres contarle es otra cosa, lo que quieres confesar es que te gustaría volver a su niñez, a tu juventud, aunque sólo fuera para ver cómo perseguía una hormiga con unos dedos minúsculos y unos ojos asombrados, para contarle cien veces aquel cuento extraño de los Hermanos Grimm, porque el cuento al final acababa siendo un mapa donde los dos os perdíais sin saber muy bien cómo, en un otoño donde la luna giraba como la cabeza de una lechuza por el cielo, y según pasa la tarde y se extingue la velada, lo que te viene a la mente son otras cosas, que a sus veintiún años la sigues echando enormemente de menos, que lo que te gustaría decirle, en realidad, es que no tenga miedo a nada, ni a la angustia ni a la tristeza, absolutamente a nada, porque es prodigiosamente libre, y tiene una luz que la acompañará siempre, la misma luz que se derrama sobre otras mujeres jóvenes, a lo mejor una chica finlandesa que mira aburrida por la ventana de un invierno que le parece eterno, o la de una muchacha que viene de recoger agua desde un pozo lejano, esa luz no la tenemos nosotros, los hombres irritables y fatigados, los padres que van acumulando escombros en el corazón, decepciones en la espalda, preguntas sin respuesta, y que cuando ven retornar a los hijos, en esos autobuses que parecen carrozas pesadas y cansadas, sienten que merece la pena seguir limpiando las ramas del nido, despojarlas de impurezas, darles un poco de pintura, como hacen los pescadores retirados con sus barcas, que las cuidan con una tenacidad inexpugnable, aunque ya naveguen sólo en las noches templadas, por la sencilla razón de que si ven a sus hijos caminando por la playa, haga viento o llovizne con furia, izarán de nuevo las velas blancas y saldrán con ellos a la mar.


Miguel Paz





Gracias por dejarme traer este texto tierno de padrazo, Miguel. Los hijos que regresan, o los padres que regresamos, siempre fugazmente, somos carne de relato o de poema. O solo carne que ama.


.

domingo, 7 de marzo de 2010

Oración de un desocupado


Padre,
desde los cielos bájate, he olvidado
las oraciones que me enseñó la abuela,
pobrecita, ella reposa ahora,
no tiene que lavar, limpiar, no tiene
que preocuparse andando el día por la ropa,
no tiene que velar la noche, pena y pena,
rezar, pedirte cosas, rezongarte dulcemente.
Desde los cielos bájate, si estás, bájate entonces,
que me muero de hambre en esta esquina,
que no sé de qué sirve haber nacido,
que me miro las manos rechazadas,
que no hay trabajo, no hay,
bájate un poco, contempla
esto que soy, este zapato roto,
esta angustia, este estómago vacío,
esta ciudad sin pan para mis dientes, la fiebre
cavándome la carne,
este dormir así,
bajo la lluvia, castigado por el frío, perseguido
te digo que no entiendo, Padre, bájate,
tócame el alma, mírame
el corazón,
yo no robé, no asesiné, fui niño
y en cambio me golpean y golpean,
te digo que no entiendo, Padre, bájate,
si estás, que busco
resignación en mí y no tengo y voy
a agarrarme la rabia y a afilarla
para pegar y voy
a gritar a sangre en cuello
porque no puedo más, tengo riñones
y soy un hombre,
bájate, qué han hecho
de tu criatura, Padre,
un animal furioso
que mastica la piedra de la calle?

Juan Gelman


.

domingo, 28 de febrero de 2010

El chico de mi lado



El chico de mi lado es más alto que yo.
Tengo que alzar la cara para mirar sus ojos.
A veces hombre joven con sonrisa de niño,
a veces niño grande de tamaño de hombre.

Sus labios en mi cara son un todo de azúcar
aunque ahora su mejilla de pelusilla pinche.
Y si le doy la mano se me pierde en la suya,
su mano que me envuelve y ya casi me guía.

Ahora, cuando le abrazo, se inclina y me rodea,
me arropa y me protege como algo diminuto,
le estrecho fuertemente, mi cabeza en su cuello
y sobre mi cabello su voz como un arrullo.

Es este niño-hombre, es este hijo-padre
consejero perfecto de hormonas dislocadas;
júbilo, drama oscuro, sensatez, ignorancia,
absoluto egoísta capaz de dar el alma.

Porque cuando me abraza, se inclina y me rodea
permite que me asome dentro de su ventana.
Yo levanto la cara para mirar sus ojos,
destellos de ternura, arroyo de agua clara.


(Para Diego, otro más)


.

viernes, 26 de febrero de 2010

Si alguien llama a tu puerta



Si alguien llama a tu puerta, amiga mía,
y algo en tu sangre late y no reposa
y en su tallo de agua, temblorosa,
la fuente es una líquida armonía.

Si alguien llama a tu puerta y todavía
te sobra tiempo para ser hermosa
y cabe todo abril en una rosa
y por la rosa se desangra el día.

Si alguien llama a tu puerta una mañana
sonora de palomas y campanas
y aún crees en el dolor y en la poesía.

Si aún la vida es verdad y el verso existe.
Si alguien llama a tu puerta y estás triste,
abre, que es el amor, amiga mía.


Gabriel García Márquez
.

martes, 23 de febrero de 2010

Canto Nupcial




me he casado
me he casado conmigo
me he dado el sí
un sí que tardó años en llegar
años de sufrimientos indecibles
de llorar con la lluvia
de encerrarme en la pieza
porque yo -el gran amor de me existencia-
no me llamaba
no me escribía
no me visitaba
y a veces
cuando juntaba yo el coraje de llamarme
para decirme: hola ¿estoy bien?
yo me hacía negar
llegué incluso a escribirme en una lista de clavos
a los que no quería conectarme
porque daban la lata
porque me perseguían
porque me acorralaban
porque me reventaban
al final ni disimulaba yo
cuando yo me requería
me daba a entender
finamente
que me tenía podrida
y una vez dejé de llamarme
y dejé de llamarme
y pasó tanto tiempo que me extrañé
entonces dije
¿cuánto hace que no me llamo?
añares
debe de hacer añares
y me llamé y atendí yo y no podía creerlo
porque aunque parezca mentira
no había cicatrizado
solo me había ido en sangre
entonces me dije: hola ¿soy yo?
soy yo, me dije, y añadí:
hace muchísimo que no sabemos nada
yo de mí ni mí de yo
¿quiero venir a casa?
sí, dije yo
y volvimos a encontrarnos
con paz
yo me sentía bien junto conmigo
igual que yo
que me sentía bien junto conmigo
y así de un día para el otro
me casé y me casé
y estoy junto
y ni la muerte puede separarme



Susana Thénon


.

domingo, 21 de febrero de 2010

L'amapole


Un alfiler de novia clavado en las pestañas
una mosca en los labios
un cubito de hielo por la espalda, eso eres.
Venibésame con esa boca, tonta
“no no no”
que sí, que estás deseando
que mira cómo tiemblas si me acerco
que mira toma y taca taca taca
cómo te cerco con mi abrazo indestructible
y te callas
y apenas si respiras
si te sostienes
y sin decir que sí
ocurre que te beso
que te me das
que me te doy
¿te lo imaginas?
bailarme un tango con tu lengua
mientras tú te conviertes en jineta
en canto de ballenas
en sulfuro de cromo
en Polinesia
y entonces yo te hago
lo del Centauro.
“no no no
(la voz le sale de un Bandoleón
pero es que sí
que sí sí sí
que estoy deseando
que apenas si respiro
que quiero dárteme y que te me des y convertirme en Polinesia
así, cercada por tu abrazo indestructible
que ocurra que me beses
y que me hagas)
lo del Centauro no”


Billy MacGregor
(de su blog Historiadero http://historia-dero.blogspot.com/)
Gracias por permitirme traer aquí tu poema, que tanto me gusta, Billy.
.