lunes, 22 de octubre de 2018

...


sábado, 20 de octubre de 2018

...


miércoles, 17 de octubre de 2018

Día de otoño



Hay una dulce calma bajo el cielo azul de la mañana. 
Un vientecillo suave mece las copas de los árboles y las hojas que aún son verdes muestran, orgullosas, su envés de plata vieja. 
Todo está nuevo, a estrenar, en este día luminoso de otoño. Los colores de la naturaleza cambian, se van volviendo de sangre y oro. 
Yo siento que es un regalo para mí, solo para mis ojos siempre asombrados y agradecidos...
Hoy es mi cumpleaños.

lunes, 15 de octubre de 2018

...




Qué apetitosa estabas aquel día toda así y qué templado
tu oso de peluche. Delicioso.
La llama de las velas. Tus ojos. Tan lejos...

Te traje de vuelta una y mil veces desde entonces a esta orilla.
Tú desde entonces aún te ahogas mar adentro, a veces
mientras cenamos. 
Yo le doy cuerda a los relojes.
Tú dejas que el silencio te devore.

Pero aquel día-qué milagro-, tu carne y mi carne. 
Hasta que no quedó más nada que lamer del plato.
Desde entonces me dices pon tus manos donde yo pueda verlas.
Yo sueño desde entonces a veces con caimanes.


Billy MacGregor

viernes, 12 de octubre de 2018

...




Hoy estoy recordando...

lunes, 8 de octubre de 2018

Hoja

Foto de Teresa Salvador


Cierta ingravidez, como si, algunas veces, no me empujara esta fuerza desbocada para abajo o para los lados. 
También hay veces que el empujón es hacia arriba, porque no todo es caer. 
Y sí, hay momentos como de dejarse llevar, como de flotar en una atmósfera tibia y amable. 
Son pocos. Porque llevo las riendas pegadas a las manos y son parte de mí, como las orejas o los pies o la amígdala de mi cerebro. Controlando, para que no duela. 
Pero aún así y por fortuna,  existen algunos momentos en que la fuerza desaparece y soy hoja que baila en el viento, sin querer ser nada más, mecida por la paz de lo que no puedo hacer, ni cambiar, ni medir. 
Pequeña astronauta en un cosmos cotidiano, simplemente eso, siendo ligera y frágil, navegando el otoño.



jueves, 4 de octubre de 2018

¿A dónde van?

lunes, 1 de octubre de 2018

...

Que Octubre nos sea propicio...

domingo, 30 de septiembre de 2018

...


sábado, 29 de septiembre de 2018

...

Foto de Teresa Salvador




" toco tu boca, toco el borde de tu boca con mi dedo, lo estoy dibujando como si fuera algo que mi mano estaba dibujando, como si por primera vez tu boca se abriera un poco, y todo lo que tengo que hacer es Cierra mis ojos para borrarlo y empezar todo de nuevo, cada vez que puedo hacer la boca que quiero aparecer, la boca que mi mano elige y dibuja en tu cara, y que por alguna oportunidad que no busco entender coincide exactamente con Tu boca que sonríe debajo de la que mi mano está dibujando en ti."

-- de Rayuela (1963)  
Julio Cortázar


viernes, 28 de septiembre de 2018

...


miércoles, 26 de septiembre de 2018

...


domingo, 23 de septiembre de 2018

Otoño



Dormirse en verano y despertarse en otoño...
Que nos sea propicio. Que nos llene de felicidad.

sábado, 22 de septiembre de 2018

...


viernes, 21 de septiembre de 2018

Instrucciones para preparar una omelette



Debe leerse atentamente la receta, siguiendo todos los pasos ordenadamente, fijándonos muy bien en los dibujos ilustrativos, que nos explican qué necesitamos y cómo debe quedar tan suculento plato.
De algún modo misterioso, esto nos lleva al espacio. Y nos hace partícipes de la manera en que Saturno, el de los anillos, se ha comido a Plutón, motivo por el cual los astronautas caminan así ( esto es importante, yaya) y desde luego, no estamos seguras de las intenciones de los alienígenas.
Varias veces incidimos en que sí, en que esto es importante. Creo que la omelette no me salió mal del todo. Claro, es que seguí las instrucciones.

jueves, 20 de septiembre de 2018

martes, 18 de septiembre de 2018

...


jueves, 13 de septiembre de 2018

...


miércoles, 12 de septiembre de 2018

Declaraciones de amor



Hay tantas declaraciones de amor...
Si hay otro pequeño corazón que late por tí, princesa, qué te podría contar de este mío, lleno de cicatrices, que se alegra y se cura y rejuvenece cada vez que me abrazas.
Te quiero, mi niña. Gracias por estos seis años de tu preciosa vida.

sábado, 8 de septiembre de 2018

...


sábado, 1 de septiembre de 2018

...


viernes, 31 de agosto de 2018

Alguien como tú (Someone Like You) - Van Morrison (1987) SUBTÍTULOS EN ...




Para terminar el mes con ese punto de belleza...

domingo, 26 de agosto de 2018

...


jueves, 23 de agosto de 2018

...


miércoles, 22 de agosto de 2018

De vuelta




De vuelta ya. 
Pocos días, pero intensos. 
La respiración del mar en la memoria, para que me acune los insomnios aquí, tierra adentro. 
Y el cariño de la buena gente que la vida me ha regalado. 
No se puede pedir más.

lunes, 13 de agosto de 2018

Dias de vacas




Parecía que no iba a ser posible... pero hoy llegaré, por fin, al mar. 
Nunca entendí el por qué de este anhelo, de esta querencia que siempre tuve por la sal y las olas. 
Yo, que soy de tierra adentro. Pero parece ser que mi alma no. 
Así que me voy unos días; pocos, pero suficientes. 
Os veré a la vuelta.

domingo, 12 de agosto de 2018

...


viernes, 10 de agosto de 2018

...


jueves, 9 de agosto de 2018

Si alguna vez



Si alguna vez, cuando el dolor te encuentre
y sientas en el pecho que la vida
es un empeño inútil, aquel sueño
que nos bebió la sangre y la alegría.

Si alguna vez, cuanto te sientas sola,
y busques en las lágrimas consuelo,
y te encuentres que siempre en el camino
hay alguien que nos rompe el corazón.

Si alguna vez, después de haber amado,
las noches se hacen viento y lluvia y frío,
y en la copa no quede más que el turbio
deseo de unos labios ya lejanos.

Si alguna vez el tedio y la tristeza,
como los ceniceros de una fiesta,
te ahogan la garganta y estás sola
en el peor momento de la noche.

Piensa, entonces, en mí. Y bebe lentamente
la añoranza lejana de los días pasados.
Yo abrazaré muy fuerte las letras de tu nombre
mientras duermes lejana. Y beso tu recuerdo.


Rodolfo Serrano

domingo, 5 de agosto de 2018

...


viernes, 3 de agosto de 2018

...


miércoles, 1 de agosto de 2018

Agosto


sábado, 28 de julio de 2018

Luna de sangre



Y de pronto, ví la luna. 
Coloradita, pequeña, lejana en el cielo de terciopelo oscuro. Luna de sangre, del color que debe tener un corazón palpitante o esa rosa que regala a su amada un hombre enamorado. 
Como si la noche entera fuera mía y para mí y me atrapara y me envolviera como la brisa fresca que soplaba, leve, acariciando. 
El disco rojizo empezó a dejar paso a un mordisco de nieve y se iba acrecentando despacio, al ritmo de los planetas. Se iba blanqueando la luna y por fin volvió a su color de marfil y nata. 
Yo me sentía bañada en su luz, renacida. Feliz. 
Eclipse de luna, luna d sangre. Como la que galopa por las venas. 
Luna de verano, qué lujo ha sido verte danzar.

miércoles, 25 de julio de 2018

...


martes, 24 de julio de 2018

...


viernes, 20 de julio de 2018

Para Ian




Es 
el portador de la ternura 
la risa 
de cuatro lunas 
el adios 
que es como un hola 
es 
el paso vacilante 
es una lluvia de estrellas 
mi escudo 
contra el fracaso 
el camino 
que camino 
el que quiero caminar.

Sara Royo

martes, 17 de julio de 2018

...


domingo, 15 de julio de 2018

...


viernes, 13 de julio de 2018

...


miércoles, 11 de julio de 2018

...


lunes, 9 de julio de 2018

...



Tengo menos claro cada vez si esto de vivir es una batalla, una carrera, o un vuelo en caída libre desde algún sitio hasta no se sabe donde. 
Posiblemente sea todo eso. O lo ha sido, en algún momento. Tal vez todo se reduzca a buscar la libertad. Ser como somos. Vivir como queremos vivir y con quien queremos. Rodearnos de lo que nos arropa el alma. 
Y volar, si se puede, a respirar otro aire, de vez en cuando. No parece tan complicado. 
Pero ahí está, persistente y obstinado, ese poso de tristeza.


viernes, 6 de julio de 2018

...


jueves, 5 de julio de 2018

Desafío a la vejez



Cuando yo llegue a vieja
-si es que llego-
y me mire al espejo
y me cuente las arrugas
como una delicada orografía
de distendida piel.
Cuando pueda contar las marcas
que han dejado las lágrimas
y las preocupaciones,
y ya mi cuerpo responda despacio
a mis deseos,
cuando vea mi vida envuelta
en venas azules,
en profundas ojeras,
y suelte blanca mi cabellera
para dormirme temprano
-como corresponde-
cuando vengan mis nietos
a sentarse sobre mis rodillas
enmohecidas por el paso de muchos inviernos,
sé que todavía mi corazón
estará -rebelde- tictaqueando
y las dudas y los anchos horizontes
también saludarán
mis mañanas.


Gioconda Belli

lunes, 2 de julio de 2018

...


domingo, 1 de julio de 2018

...


jueves, 28 de junio de 2018

Sólo mientras tanto



Cierro los ojos para disuadirme.
Ahora no es, no puede ser la muerte.
Está el escarabajo a tropezones,
mi sed de ti, la baja tarde inmóvil.

De veras está todo como antes:
el cielo tan inerme,
la misma soledad tan maciza,
la luz que se devora y no comprende.
Todo está como antes
de tu rostro sin nubes,
todo aguarda como antes la anunciada
estación en suspenso,
pero también estaba entonces este pánico
de no saber huir y no saber
alejarme del odio.

De veras todo está
destruido, indescifrable,
como verdad caída inesperadamente
del cielo o del olvido
y si alguien, algo, me golpea los párpados
es una lenta gota empecinada.
Ahora no es, no puede ser la muerte.
Abro los ojos para convencerme.  



Mario Benedetti




sábado, 23 de junio de 2018

jueves, 21 de junio de 2018

...



Feliz Verano. Que nos sea propicio.

martes, 19 de junio de 2018

...


He salido conmigo. Me he acompañado. 
En la sala, otra gente iba con ella misma. 
Primera vez que voy al cine sola, y me ha gustado. 
Sola, no. Conmigo.

lunes, 18 de junio de 2018

...


viernes, 15 de junio de 2018

...


lunes, 11 de junio de 2018

...


domingo, 10 de junio de 2018

Ya era muy viejecita



Ya era muy viejecita. Y un año y otro año
se fue quedando sola con su tiempo sin fin.
Sola con su sonrisa de que nada hace daño,
sola como una hermana mayor en su jardín.
Se fue quedando sola con los brazos abiertos,
que es como crucifican los hijos que se van,
con su suave manera de cruzar los cubiertos,
y aquel olor a limpio de sus batas de holán.

Déjenme recordarla con su vals en el piano,
como yéndose un poco con lo que se le fue;
y con qué pesadumbre se mira la mano
cuando le tintineaba su taza de café.

Se fue quedando sola sola sola en su mesa,
en su casita blanca y en su lento sillón;
y si alguien no conoce qué soledad es esa,
no sabe cuánta muerte cabe en un corazón.

Y diré que en la tarde de aquel viernes con rosas,
en aquel “hasta pronto” que fue un adiós final,
aprendí que unas manos pueden ser mariposas,
dos mariposas tristes volando en su portal.

Sé que murió de noche. No quiero saber cuándo.
Nadie estaba con ella, nadie, cuando murió:
ni su hijo Guillermo, ni su hijo Fernando,
ni el otro, el vagabundo sin patria, que soy yo.

Jose Angel Buesa