jueves, 18 de marzo de 2010

Declaración


Yo, que camino
de uno a otro extremo,
que no tengo claro ni el norte ni el día,
que respiro y como
y trabajo y siento
como si no fuera todo relativo;
yo, que soy
un árbol que ni el cierzo arranca
y estoy condenada
a tener memoria
declaro este día de uso privativo,
declaro estas horas mías rigurosas,
me afirmo en la usencia
triste y elegida,
me sigo rompiendo,
me muero de vida.



.

41 comentarios:

  1. Eres un árbol que da como frutos unos magníficos versos.
    Y un árbol fuerte, sin duda, porque para que ni el cierzo de estas tierras nuestras te arranque... :)

    Un beso enorme Sara

    ResponderEliminar
  2. "me afirmo en la usencia
    triste y elegida,
    me sigo rompiendo,
    me muero de vida."

    Un poquico pesimista te veo..Tómate un trago de tu elixir que yo te mando un trago de mar azul un poco salino,pero en vez de beberlo lo miras y es como sí lo bebiéses...
    No creas que porque no deje comentarios no te visito,lo hago casi siempre en silencio....
    Muchas gracias por venir por mi ventana. Me gustaría madarte una fotico de mis mares,pero no sé cómo hacerlo....
    Hoy te mando BESAZOS.

    ResponderEliminar
  3. Ausencia elegida si, pero...¿Porque triste?
    No mujer, de tristeza nada, disfrútala...
    Besitos y salud

    ResponderEliminar
  4. Niña guapaaaaaaaaaaaaaaaaa, no estés triste... sólo es... la primavera
    y es que somos... como el junco que se dobla
    PERO SIEMPRE SIGUE EN PIE

    ResponderEliminar
  5. "Declaro este día de uso privativo" me parece sublime esta frase.

    Un poema lleno de intensidad.

    un beso

    ResponderEliminar
  6. Todos deberíamos hacer lo mismo, declarar los días de uso privativo nuestro, sin que nadie se entrometiese y sin meternos nosotros en la vida de nadie, días de esos que sirvieran para vivirlos al cien por cien, para reflexionar, para pensar, para hacer autocrítica, para vivirlos sorbo a sorbo en soledad.
    Un beso¡

    ResponderEliminar
  7. Todos necesitamos nuestros momentos privativos, disfruta de ellos siempre que sea posible.
    La primavera está ahi mismo, los olores y colores nos harán sonreir con mas fecuencia.
    Besinos preciosa.

    ResponderEliminar
  8. Esta es la declaración de una mujer fuerte. Porque si resistes al cierzo, lo resistes todo.

    ResponderEliminar
  9. Jorge,
    no sé si soy fuerte. A lo mejor, solo soy cabezuda... ;)

    Cabopá,
    me encanta oír tu voz por esta ventanica. Hay días azules y días grises, pero ya me gustaría un trago de tu mar.

    Besicos para los dos.

    ResponderEliminar
  10. Genin,
    a veces uno elige y esa elección tiene momentos tristes. Pero, alguna no?

    Eva,
    tienes mucha razón. Somos como juncos. Cuando parece q estamos a punto de quebrarnos, nos volvemos a enderezar. Bendita fuerza, o terquedad, o lo q sea.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. JotaEfe,
    es q tenemos la vida demasiado fragmentada, demasiado repartida. Ni nuestro propio tiempo nos pertenece: tanto para trabajar, tanto para correr de casa al curro, tanto para hacer la compra, tanto para hacer visitas, ir al médico, desayunar, dormir... Eso es el estrés? Pues ya vale.

    Frabisa,
    y muchos mas q debería declarar. Deberíamos hacerlo todos.

    Besos enormes.

    ResponderEliminar
  12. Fabia,
    fíjate q nunca me ha entusiasmado la primavera. Pero creo q tanta lluvia y la falta de luz ya cansan. Bajo el sol todo se ve más claro.

    Doctor,
    el cierzo está chupao... ;)

    Un besico, amigos.

    ResponderEliminar
  13. Tarde de viernes y por aquí ando bebiéndome tus cosillas poco a poco. Genial como siempre.

    Saludos y una abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  14. Me encanta cuando te atreves a poner textos tuyos aunque tengan una destilación nostálgico. Yo, estoy convencido que fue por el momento. Me resulta imposible imaginarte triste, ya ves. Será por tu vitalidad.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Si que sabes donde está el Norte... Todos lo sabemos.

    Lo que suele pasar es el camino está lleno de piedrecitas y a veces no llevamos el calzado adecuado.

    Ah, el triste encanto de la primavera...

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  16. Que bonito Sara, me ha encantado "me muero de vida"..

    besos y abrazos de tu niña gallega.

    Sara

    ResponderEliminar
  17. Triste tu poema, pero de gran declaración de tus principios... Pero tranquila amiga, que el cierzo ya amainó y tus hojas mecerán suavemente y nunca te romperás...
    Animo, un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Un poema muy triste y muy bonito. Es importante tener estos momentos, pero espero que salgas de la tristeza. Es verdad que, aunque la primavera trae vida nueva, nos puede hacer melancólicos al mismo tiempo.
    Te mando un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  19. Sencillamente excelente, todo lo demás es simple palabrería.

    ResponderEliminar
  20. Hermosa declaración, con un rotundo final que me emociona
    "me sigo rompiendo
    me muero de vida".

    Para mí no es un poema triste, me sugiere fuerza, autoafirmación y porque no, esperanza. Son sólo sugerencias que transmiten al lector, yo en este caso, puede que la autora, tú, fuera por otros caminos, pero eso es la poesía. Tú la creas y la sueltas, nosotros y nosotras la leemos y nos llega como nos llega. Creo que me voy por las ramas ... en fin que me ha gustado tu declaración ... y que muchos besos, que hacen falta.
    Hasta otro día.

    ResponderEliminar
  21. Buuuufff... Este me lo guardo para mi colección Sarita... No hay nada más hermoso que morirse de vida, precioso amiga. Besos y mordiscos.

    ResponderEliminar
  22. hola!
    te invito a que pases por mi casa
    dejare la puerta entreabierta..
    te dejo un fuerte abrazo!!!

    ResponderEliminar
  23. "La vida es hoy", y hoy escribes lo que sientes y piensas.

    Si estás triste o contenta, lo importante es saber por qué.

    Abrazo y beso!

    ResponderEliminar
  24. en esa misma soledad tormentosa y necesaria me encuentro yo, sara

    ResponderEliminar
  25. Sonrisa,
    gracias por tu visita, q es siempre un placer.

    Goathe,
    a veces estoy triste, como todo el mundo. Y es en esos momentos cuando se necesita sacar lo q hay dentro, y de ahí suelen salir poemas. Todo tiene su lado bueno. ;)

    Antiqva,
    te aseguro q hay veces q no se donde está el norte ni el sur. Y es cierto q esas piedrecillas del camino molestan mucho, pero siempre hay unos zapatos con mejores suelas y una brújula, antes de perderse del todo.

    Besicos para los tres.

    ResponderEliminar
  26. !Divina como siempre querida Sara.

    Antes de que florezca la exuberancia de la primavera...uno no sabe que le pasa...es la vida ...no vida... que bulle ó que quiere salir...

    !Tu si que expresas la belleza que llevas dentro.

    Un abrazo de amapolas.

    ResponderEliminar
  27. Sara,
    gracias, tocaya. Me quedo con esos besicos gallegos tuyos.

    Emilio,
    q ni el cierzo de nuestra tierra pueda con nosotros. :)

    Marina,
    la primavera no me gusta especialmente, pero sí q haya más horas de luz.

    Gracias por vuestros buenos deseos, la tristeza va y viene como las mareas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Pedro José,
    gracias por tu visita, es un placer.

    Eloy,
    me has comprendido perfectamente. Es cierto q el poema surgió de un momento triste, pero está lleno de autoafirmación y esperanza, de ganas de seguir.

    Miguel,
    es un honor q te guardes mi poema y me encanta.

    Muchos besos y muchas gracias.

    ResponderEliminar
  29. Allek,
    gracias por tu visita. Me pasaré por tu casa.

    Roberto,
    aquí y ahora: eso es la vida.

    Un besico.

    ResponderEliminar
  30. Santiago,
    estoy segura de q tu soledad dará hermosísimos frutos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Peregrina,
    tu abrazo de amapolas me acerca al verano, al trigo y las cigarras.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  32. Que esa declaración sea mantenida y que sus raices crezcan como las de ese árbol...
    Un poema con garra, mucha garra esta vez... felicidades...

    ResponderEliminar
  33. Si, actuando como si fuese todo relativo y dejándose llevar por la corriente cuando la situación parece perdida, pero como lo mencionas en tus comentarios y sí es cierto, en todo hay bueno y malo, blanco y negro, es por eso que cada ser humano se encuentra en gris, todo el día es gris donde nos encontramos con nuestras cosas que nos hacen feliz y las cosas que nos entristecen

    Buenos versos :), ¡ Adiós!

    ResponderEliminar
  34. ¿Y quién lo tiene claro? Pero de eso se trata, de caminar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  35. Aldape,
    no puedo estar de acurdo, me niego a estar en gris. Hay más colores q el blanco y el negro, hay todo un arcoiris para nosotros.

    Alfaro,
    caminar, siempre caminar..

    Arama,
    wapísima, cuánto tiempo sin leerte!Me encanta verte por aquí.

    Raquel,
    eso creo. A veces cabreada, a veces triste, pero siempre viva.

    Besos grandes para los cuatro.

    ResponderEliminar
  36. Enorme poema, Sara. Auténtica declaración de lo que se es, por encima de las conveniencias.No importa estar en el universo de las dudas ni si es irremediable la entrega a cada paso, lo que importa es ser de fuertes raíces, inconmovible.
    Morirse de vida me parece una maravillosa contradicción y la única certeza.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  37. ¡Qué fuerza que tiene! Me gusta saber que te mueres de vida, esa contradicción tan llena de vida.
    Es intenso, bello y muy bueno para mi gusto.
    Inuits

    ResponderEliminar
  38. Mateo e Inuit, muchas gracias a ambos por vuestras palabras.
    Besos grandes.

    ResponderEliminar