jueves, 20 de abril de 2017

...

(Foto de Pedro Sabalete)



No estarás nunca más entre mis cosas
y tú ya no serás el recuerdo dorado
de la vida que salta por las venas.
No buscaré en los días del pasado
el limpio corazón de tus tormentas.
Estarás en el último rincón de la tristeza.
Allá donde el dolor se hace desastre.
Y yo estaré tan solo, solo y solo,
persiguiendo en las sombras el reflejo
de los versos no escritos, cuando eras
el deseo de una vida que se acaba.
Estará el mundo lejos y tú misma
estarás en los barcos de la noche,
en los bares perdidos, en el frío
de todas las ciudades, en las horas
más últimas, en los amaneceres
de tabaco y de insomnio.
Cuanto tú ya no busques,
estaré como ahora en el fin de la vida.
Agarrado a la sangre que late en la nostalgia.
Soy el hombre vencido por el tiempo. Derrota.
Cuando tú ya no seas las horas que me abrazan.

Rodolfo Serrano

miércoles, 19 de abril de 2017

...


sábado, 15 de abril de 2017

...


miércoles, 12 de abril de 2017

...


martes, 11 de abril de 2017

...


domingo, 9 de abril de 2017

Asomarme




Asomarme a esos lagos redondos.
Contar sus pestañas.
Y que me mire siempre
como ahora
con tanta alegría
con esa ternura que riza los mares
con la confianza
dulce y absoluta
de que yo la amo.

Sara Royo





sábado, 8 de abril de 2017

Tristes...

(Foto de Teresa Salvador)


Tristes guerras

si no es amor la empresa.
Tristes, tristes.

Tristes armas

si no son las palabras.
Tristes, tristes.


Tristes hombres
si no mueren de amores.
Tristes, tristes.


 Miguel Hernández 

martes, 4 de abril de 2017

Axel- Celebra la Vida




Dos años ya.
Dos años que abrí las alas y volé de vuelta al nido.
No puedo hacer otra cosa que celebrar la vida.

domingo, 2 de abril de 2017

Salimos del cole


Salimos del cole bajo el sol de la tarde de esta recién estrenada primavera.
No vamos directamente hacia la esquina de la entidad bancaria, infestada de feroces cocodrilos, como es habitual. Aunque ya sabemos que diciendo las palabras mágicas (fus fus cocodrilo, vete a casa) estamos a salvo de todo. No. Hoy vamos a explorar si ya han salido de sus casas, que se llaman hor-mi-gue-ros,  los bichejos fascinantes y apresurados.
Y sí, hay hormigas por el suelo. Pocas aún. Pero suficientes como para que ella se quede embobada mirándolas. Hacemos notar que hay grandes y pequeñas, muy rápidas y más lentas. Les echa miguitas de su croissant y algunas las atrapan en su boca y siguen corriendo hacia la despensa. Mira yaya, me dice, estas llevan fruta. 
Y fruta, o algo parecido, deben ser las bolitas verdes que hay por el suelo y que las hormigas recolectan.
Pude encontrar para ella un diente de león. Lo sopló con el viento en contra y su pelo, de trigo maduro, se llenó de livianos cristalitos de nieve de seda. 
Tantas estrellas en sus ojos cuando ríen. 
Ella me da la primavera.


sábado, 1 de abril de 2017

Luna de Abril - Carlos Cano



Feliz mes de Abril.
Que os sea propicio e inolvidable.