viernes, 10 de julio de 2020

Otro tiempo vendrá



Otro tiempo vendrá distinto a éste.
Y alguien dirá:
«Hablaste mal. Debiste haber contado
otras historias:
violines estirándose indolentes
en una noche densa de perfumes,
bellas palabras calificativas
para expresar amor ilimitado,
amor al fin sobre las cosas
todas».

Pero hoy,
cuando es la luz del alba
como la espuma sucia
de un día anticipadamente inútil,
estoy aquí,
insomne, fatigado, velando
mis armas derrotadas,
y canto
todo lo que perdí: por lo que muero. 


Angel Gonzalez

jueves, 9 de julio de 2020

...

Vista previa de imagen





Nunca me gustó el verano. Quizás, de niña, por lo que significaba de fin de estudios. Y el mes de agosto en mi pueblo, donde la libertad tenía nombre y apenas fin, todo lo opuesto a mi vida en un Madrid lleno de peligros.
Pero creo que poco más. El verano es pesado y pegajoso, me deja sin energía, me impide dormir, hasta el punto de tener que hacerlo en la terraza, lo que viene siendo al sereno, cosa que además de refrescarme, me ha unido mucho a mis plantas y macetas.

Este verano es especialmente difícil. Con este bicho rondando y el descerebre de los ciudadanos, el problema repunta de manera alarmante. Salgo poco. El calor y la mascarilla es una mezcla letal.
Julio casi acaba de empezar. 
El verano se me está haciendo muy largo...






miércoles, 8 de julio de 2020

...


viernes, 3 de julio de 2020

martes, 30 de junio de 2020

Junio se va


♡ Gatos, azoteas y atardeceres de Junio. ♡ — Steemit
















Junio se va castigándonos por aquí con temperaturas muy altas y la amenaza de una inminente ola de calor.
Este verano, recién empezado, no trae la alegría de otros. Navegamos por aguas peligrosas y podemos zozobrar en cualquier momento.
No sabemos hacerlo mejor. La irresponsabilidad de unos, la extrema prudencia de otros. En este mundo global y comunicado, las noticias siguen sin ser buenas.
Tendremos que acostumbrarnos a esta nueva normalidad, tan anormal, e intentar descubrir en unos ojos lo que antes nos decía una sonrisa. Nos habituaremos a vivir a metro y medio de distancia, a no dar el abrazo espontáneo y apretado que nos sale del alma regalar, a no estampar dos besos en las mejillas amigas.
Y esta nueva normalidad es otra forma añadida de soledad, otra barrera para con los otros. Un reto para aprender a querernos como siempre, pero más, porque estaremos trascendiendo, con la fuerza del amor, la distancia.

sábado, 27 de junio de 2020

...


La imagen puede contener: una o varias personas y primer plano





"𝙎𝙞 𝙖𝙡𝙜𝙪𝙣 𝙙𝙞𝙖 𝙢𝙚 𝙫𝙚𝙨 𝙩𝙧𝙞𝙨𝙩𝙚, 𝙣𝙤 𝙢𝙚 𝙙𝙞𝙜𝙖𝙨 𝙣𝙖𝙙𝙖, 𝙨𝙤𝙡𝙤 𝙦𝙪𝙞𝙚𝙧𝙚𝙢𝙚"

-𝙈𝙖𝙧𝙞𝙤 𝘽𝙚𝙣𝙚𝙙𝙚𝙩𝙩𝙞.

viernes, 26 de junio de 2020

Explicación científica de por qué la luna brilla de noche - VIX



Celebro la noche
porque trae cierto bálsamo
de frescor
mientras me rodea
un color de esmeraldas
y rubíes
y palpita la vida
en la calle que duerme
debajo de la luna

Sara Royo

domingo, 21 de junio de 2020

Verano

El día internacional del beso se celebra sin apenas besos ...

Nos golpea el verano 
con calor y con miedo
con noches que se llenan 
de sudor e indolencia
el extraño verano 
primero  de mi vida
con una mascarilla 
que desarma los besos

Sara Royo

viernes, 19 de junio de 2020

36 mejores imágenes de paisajes tristes | Paisajes tristes, Fondos ...


Hoy ha fallecido Carlos Ruiz Zafón, uno de los mejores escritores, a mi entender, de la actual literatura española.
Hace nada nos dejaba Pau Donés, cantante y compositor, líder de Jarabe de Palo.
Y también se nos ha ido Rosa María Sardá, enorme actriz y gran persona.
Los tres gente trabajadora, bondadosa; luchadores en su trabajo y en su vida. Se los ha llevado el cáncer. 
Ya sabemos cómo va esto. Un día estás y al otro, no. Pero yo me siento un poco más huérfana, más triste. 
Tanta mediocridad, tanta mala baba, tanta chapuza... se van los que más necesitamos.
Está siendo duro junio. Todo esto está siendo duro.

lunes, 15 de junio de 2020

Gigantes


Siempre he sentido una enorme ternura por Don Quijote de la Mancha. Esa locura suya que no le privó del honor ni de la bondad, ha sido para mí la más hermosa forma de vivir en un mundo lleno de picardía y mala gente.
Tengo la tendencia de arremeter contra los gigantes que amenazan lo que amo. Me fijo poco en mi fuerza o mi sagacidad; no soy estratega ni mido posibilidades. El corazón va por su cuenta y arrasa.
Aún, y lo agradezco a quien tenga que hacerlo, me conmueve el dolor de los otros. Aún tiemblo de indignación ante la injusticia, aún es ley mi palabra.
Cuando la vida, esa pícara, pone en mi camino gente tortuosa, mentirosa o manipuladora, hay algo en mí de Quijote que me impulsa a ir de frente con la lanza. Siempre alguna voz amiga me dice: "mira que no son gigantes, si no molinos de viento", y entonces me vuelvo Alonso y recapacito. Pero ya me he dejado en la batalla algún trozo del alma, ya están la ilusión y la esperanza hechas jirones.
No se ganan todas las contiendas. Pero tampoco se pierden todas. Lo que queda es la satisfacción interior, ese punto de alegría al saber que somos pocos, pero buenos, los que peleamos por un mundo más claro, más dulce; donde la verdad y la ternura no sean cosas raras y que ir de frente, sin doblez y sin mentiras, sea lo habitual entre la gente. La buena gente, bendita sea, que siento yo tan cerca.

jueves, 11 de junio de 2020

...


martes, 9 de junio de 2020

Galope

Fondos de pantalla : paisaje, noche, agua, caballo, cielo, nieve ...


Empieza en el pecho. El corazón no late; golpea como un ave asustada que quisiera escapar de su jaula. El ritmo se pierde, se amontona. En la noche hay un caballo negro galopando sin control,  palpitando fieramente en la garganta, bajando y subiendo, bajando y subiendo, llevándose el aliento y la respiración. Te acurrucas en posición fetal, quizás buscando ese recuerdo de estar a salvo, protegida, acompañada; pero el galope sigue violento, imparable. Te levantas de la cama y buscas el remedio debajo de la lengua, te sientas en el sofá, enciendes el ordenador en un intento de pensar en otra cosa. No cesa el galope. Cuesta respirar. Vuelves a la cama para no hacer ruido, para no molestar a la niña que duerme en el otro cuarto y por la que derramarías toda tu sangre por evitarla un dolor. El miedo ha crecido tanto como ese caballo que te galopa dentro. Necesitas reforzar el remedio. Sabes que remitirá, ha sucedido más veces. Pero tu cabeza es una noria que no para de dar vueltas. Sabes que eres el ojo del huracán, la tormenta entera, el barco a punto de naufragar. Respiras, intentas meditar, centrarte solo en tu respiración. Tienes miedo. Respira... Estás sola con tu miedo. Respira... Una y otra vez. Hasta que el remedio empieza a hacer efecto y la respiración se suaviza, se acompasa. El caballo se retira hacia la noche. El cuello y las sienes, aún palpitantes, se van acoplando al ritmo de los pulmones. Mi pobre y querido corazón se tranquiliza, como un niño asustado que no se termina de creer que ya se ha ido el Coco. A no sé qué hora, el sueño me abraza y me acuna.
Otra batalla. 
No quiero más.




lunes, 8 de junio de 2020

,,,

Largo mar horizonte horizonte mar cristalino | Foto Gratis




Porque me siento viva
y soy un mar en calma
que no precisa barcos
de vela que lo crucen
navegan por mi vientre
manadas de delfines
y me ahogo en el dulce
final de mi horizonte.

Sara Royo

domingo, 7 de junio de 2020

Calma

sábado, 6 de junio de 2020

...