jueves, 23 de marzo de 2017

Itaca

(Foto de Teresa Salvador)


Cuando emprendas tu viaje a Itaca
pide que el camino sea largo,
lleno de aventuras, lleno de experiencias.
No temas a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al colérico Poseidón,
seres tales jamás hallarás en tu camino,
si tu pensar es elevado, si selecta
es la emoción que toca tu espíritu y tu cuerpo.
Ni a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al salvaje Poseidón encontrarás,
si no los llevas dentro de tu alma,
si no los yergue tu alma ante ti.
Pide que el camino sea largo.
Que muchas sean las mañanas de verano
en que llegues -¡con qué placer y alegría!-
a puertos nunca vistos antes.
Detente en los emporios de Fenicia
y hazte con hermosas mercancías,
nácar y coral, ámbar y ébano
y toda suerte de perfumes sensuales,
cuantos más abundantes perfumes sensuales puedas.
Ve a muchas ciudades egipcias
a aprender, a aprender de sus sabios.
Ten siempre a Itaca en tu mente.
Llegar allí es tu destino.
Mas no apresures nunca el viaje.
Mejor que dure muchos años
y atracar, viejo ya, en la isla,
enriquecido de cuanto ganaste en el camino
sin aguantar a que Itaca te enriquezca.
Itaca te brindó tan hermoso viaje.
Sin ella no habrías emprendido el camino.
Pero no tiene ya nada que darte.
Aunque la halles pobre, Itaca no te ha engañado.
Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia,
entenderás ya qué significan las Itacas.

Kavafis

martes, 21 de marzo de 2017

...


lunes, 20 de marzo de 2017

VIVALDI, PRIMAVERA, ALLEGRO





Que sea primavera en vuestro corazón, sobre todo.

domingo, 19 de marzo de 2017

Mi padre


Mi padre era la tímida ternura. No necesitaba decirme lo que me quería, porque lo gritaban a voces sus ojos (esos que dicen yo tengo).
Era la única persona en el mundo con quien yo podía ver una peli de miedo, porque me sentía a salvo. Era mi caballero, mi protector, mi referente.
Solo he tocado fondo una vez en mi vida, y fué cuando mi padre me dejó. Qué soledad, que vacío...
Papá, mis ojos, esos que son como los tuyos, a veces se llenan de agua y te extrañan. Pero te sigo sintiendo cerca. Se que me sigues cuidando, como cuando era niña. 
Y yo te sigo queriendo. 
Más aún, si cabe.

sábado, 18 de marzo de 2017

...


jueves, 16 de marzo de 2017

Tan solo

martes, 14 de marzo de 2017

...


lunes, 13 de marzo de 2017

viernes, 10 de marzo de 2017

Nunca hubo nadie




Nunca hubo nadie
que me pudiera entender tanto
como para explicarme a los demás.
Que me encontrara entre la selva
que soy yo misma cuando me pierdo.
Que intentara recomponer
las soledades y los murmullos,
los gritos sordos que siempre ahogo.
Nunca hubo nadie.


Sara Royo

jueves, 9 de marzo de 2017

La balada de Boulevard man

(Foto de Teresa Salvador)



Si vinieras a mis ojos podrías nadar todos los días.
En el mar, claro. Es lo que hay en los ojos de un...
Un mar precioso con veleros tan blancos 
y gaviotas tan altas y nubes, tantas nubes.
Te asomarías por mi córnea a ver pasar
los trenes.
Sembrarías geranios. Uno en cada pestaña.
Tenderías las bragas, la ropa del trabajo, los calcetines.
Porque a veces te lloro. Y así termina tanto amor. Derramado por el suelo.

Billy MacGregor

miércoles, 8 de marzo de 2017

...


martes, 7 de marzo de 2017

Pero a estas horas






Pero a estas horas
la noche vacía,
el dolor postergado,
pechos blancos
se pronuncian
bajo mallas
de acero,
en la fragilidad,
trémula y nupcial,
de una paloma 
con sangre en las alas.

Puedo imaginar
a una mujer caminando
hacia mí,
embrutecida por el tiempo,
como esos niños grises
que pierden el candor
en la penumbra
despiadada
de los hospicios.
Los hombres no merecen
mejor suerte,
pero ningún Dios
debería consentir
que las mujeres
perdiesen su belleza,
por efímera que fuese,
pues bajo su mirada
inabarcable
el mundo sería un infierno dulce, 
la única razón
para viajar sin maletas,
para burlar el destino,
en un reino de péndulos
y cielos salvajes.
Merodeo por las calles
mi soledad,
sueño a estas horas
mi soledad,
y espero con ansiedad
de pechos blancos,
que ella me ofrezca,
desde la convulsión
de las palomas,
el esmalte sórdido
de sus labios.

Miguel Paz Cabanas

sábado, 4 de marzo de 2017

...