domingo, 15 de septiembre de 2019

El verano



En el medio del odio
me pareció que había dentro de mí un amor invencible.
El medio de las lágrimas
me pareció que había dentro de mí una sonrisa invencible.
En medio del caos
me pareció que había dentro de mí una calma invencible.
Me di cuenta, a pesar de todo,
que en medio del invierno
había dentro de mí un verano invencible.
Y eso me hace feliz.
Porque no importa
lo duro que el mundo empuje en mi contra,
dentro de mí hay algo mejor empujando de vuelta.
El Verano. Albert Camus

jueves, 12 de septiembre de 2019

Doce de septiembre



Las princesas de tules rosados toman el te en un prado verde esmeralda, en una vajilla de deliciosa porcelana, dorada y frágil, mientras unicornios de crines suaves pastan felices no mucho más allá. 
Se dibuja en el cielo la torre de un castillo bajo el que se mece un arcoiris de algodón de azúcar. 
Hoy el mundo es así. 
Tu mundo, ese que florece en tu fértil imaginación, es hoy mi mundo. 
Hoy, lo que sea, porque cumples siete años y creces, creces, imparable, preciosa, sensible y dulce. 
Como tu quieras, princesa. Lo que quieras. 
Tu mundo es mi mundo, porque tu sangre es mi sangre. Porque soy en ti. 
Feliz cumpleaños, mi amor.

martes, 10 de septiembre de 2019

...

La imagen puede contener: texto

domingo, 8 de septiembre de 2019

...

La imagen puede contener: texto

martes, 3 de septiembre de 2019

...


Todos sabemos algo que los demás ignoran. 
Todos tenemos una visión única y especial. 
Cuando entendemos que cualquier persona, de la edad o circunstancia o lugar o situación que sea, puede aportar una manera diferente de entender la vida, entonces crecemos alto, alto.
Y nos brotan alas, y empezamos, de verdad, a comprender.


domingo, 1 de septiembre de 2019

...


miércoles, 28 de agosto de 2019

De repente




De repente presentí
el final del verano,
la memoria de una guitarra,
fragancias a lavanda y trigo viejo,
y en la cronología de las estaciones,
en la piedra tibia,
la luna de tu piel brillante,
el vestigio de la lumbre,
el rumor de tus pies descalzos,
propagando,
con violencia de pañuelos,
la saliva de la tarde.

Miguel Paz Cabanas

domingo, 18 de agosto de 2019

...

No hay ninguna descripción de la foto disponible.


Hoy hace ochenta y tres años que asesinaron a Federico. 
Su cuerpo sigue en alguna cuneta. 
Pero nunca lo van a poder matar porque vive en el alma de todos los que amamos su poesia. 
Se siente, no lo conseguisteis...

sábado, 17 de agosto de 2019

...

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

lunes, 5 de agosto de 2019

...



Bajo mi mano se rinde, se entrega, se confía. 
Se abandona tiernamente en la seguridad de mi caricia. 
Y sus garras, que si se hundieran en mi piel la harían sangrar, se clavan en el sofá, en una especie de paroxismo del placer. 
Con los ojos cerrados, ronronea. 
Me hace feliz su felicidad. 
El terrible felino muere de amor y yo agonizo un poco.

viernes, 2 de agosto de 2019

Sobre el arroyo

Resultado de imagen de orilla de rio


Sobre el arroyo, límite del cuerpo
recostado y fresco, la tarde acosa
sus pechos con ciruelas. Va bien
para el cansancio estar desnuda
y confiada, los ojos muy abiertos,
lejos de muchachos tan terribles.
Solo yo conozco este recodo de rara
transparencia, los árboles hermanos,
las hierbas de leche amarga y espinos
desiguales. Solo yo, cada tarde, corro
a desvestirme frente a ella, oculto
en matas de saucillo. Sobre su labio
los vencejos hacen bulla. En mi mano
gotas diferentes cada tarde, aviones. 


Luis Miguel Rabanal

jueves, 1 de agosto de 2019

Es agosto

Resultado de imagen de amanecer alcala de henares

Es agosto y respiro 
con la simple indolencia 
de sus noches templadas. 
El aire se detiene 
y pende como seda 
de alguna telaraña. 
En mi terraza crece 
la diminuta selva 
que pinta de esmeraldas 
el suelo y las paredes. 
Este verano lento, 
tranquilo y esponjoso 
va en mi piel como marcas 
de una dulce ternura 
es la caricia leve, 
la risa cristalina, 
la mirada mas dulce 
de la felicidad. 

Sara Royo

miércoles, 31 de julio de 2019

Ya no quedan genios




Ya no quedan genios saliendo de copas de ámbar,
ni siquiera de lámparas, o tazas de té.
Por eso,
en esta tarde agonizante,
cuando lo he visto en la playa,
asomando su cráneo de una boca roja,
le he pedido tres deseos:
que me quieras,
con tu médula y tu sed;
que me quieras, 
con tu rabia y tu cintura;
que me quieras,
con tu piedad y tus labios;
pues no hay canciones en el mundo,
ni siquiera dioses ebrios,
que puedan concederme,
en esta noche triste y leve,
una pizca de amor.

Miguel Paz Cabanas