domingo, 7 de febrero de 2010

Inquietud


Yo podría doblar los metales más duros,
arrasar esas playas heridas de palmeras,
podría, sin esfuerzo,
descolocar intensas auroras boreales
y derrotar al cierzo
rugiendo cuerpo a cuerpo;
podría deshacerme como nieve en verano
para volverme río feroz y desbordado;
podría destruirme
por construir mi mundo,
por colocar las piezas
que algún duende ha robado;
podría desatarme los nudos del pañuelo
y amordazar de muerte
bandadas de gaviotas;
podría hacer las cosas más tiernamente duras
porque crece un agujero
de abismo incontrolable
en la parte del alma donde había esperanza;
porque todo me ataca,
tanta es mi inquietud.


.

26 comentarios:

  1. Inquieta amiga:
    Tras la tempestad viene la calma, para contratiempos meteorológicos y para el alma.
    Bello tu poema.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Es muy bueno no ser pusilánimes, no quedarse mirando a la luna de Valencia viendo cómo pasa la vida y los años sin más ni más.
    Pero tampoco nos intranquilicemos, ni queramos hacer más de lo que buenamente somos capaces. Aunque, bueno, tampoco está mal sentir de vez en cuando que tenemos tanta fuerza como para comernos el mundo..., de hecho, es muy recomendable. Pero, bueno, siendo siempre conscientes de nuestras capacidades y posibilidades, busquemos la paz y la tranquilidad de alma y cuerpo y vivamos según nos dicte la conciencia. No seamos pusilánimes, pero tampoco perdamos los nervios. Creo que es la mejor receta, yo la aplico y no me va mal.
    Un beso fuerte¡

    ResponderEliminar
  3. La tierra está ya ronca de tanto aviso, pronto será más que tarde. Muy bueno amiga, besos y mordiscos

    ResponderEliminar
  4. Un poema precioso y con un toque de tristeza.
    Me gusta cuando escribes y pones tanta fuerza en tus palabras.
    Besinos preciosa.

    ResponderEliminar
  5. Cansada ya esta.. el tiempo lo dicta..

    Un abrazo
    Saludos fraternos...

    Que tengas una semana excelente..

    ResponderEliminar
  6. Amiga, lamento la inquietud, pero no su resultado, que produjo un tremendamente bello poema.

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  7. Muy hermoso lo que nos ofreces en este día, es un placer siempre acercarse a tu espacio.

    Gracias por compartir.

    Cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Me gustan los sentimientos que impregnan tu poema.
    Por cierto, reina de las torrijas, esas frases que viertes no pueden menos que ser comprobadas así que ¿cuando? ;-D

    ResponderEliminar
  9. Saludos Sara .

    Hermosa la inquietud que inspira tan bello poema.

    Un beso y mucha paz para esta semana.

    ResponderEliminar
  10. Me ha encantado sobre todo la frase "podría hacer las cosas más tiernamente duras", uff, tremenda, enhorabuena, deduzco que es tuyo este poema. Quédate con el primer verso, es toda una declaración de intenciones, "yo podría doblar los metales más duros".
    Que tengas una maravillosa semana.Besos.

    ResponderEliminar
  11. me temo que cada vez somos más, tengo voluntad, pero un agujerito

    ResponderEliminar
  12. Emilio,
    pues sí, pero es q las tempestades están durando mucho...

    JotaEfe,
    eso q tu dices es la receta para una vida tranquila y un carácter equilibrado. Lo malo es q, para eso, mi madre tendría q parirme otra vez, y ya no puede ser. La paz y la tranquilidad de cuerpo y alma se busca, lo juro. Pero debe estar ahora bien escondida.

    Miguel,
    espero q no sea tarde para la tierra; espero q esa tremenda capacidad de autocurarse q tiene este puntito azul del cosmos permita al estúpido ser humano disfrutar de su planeta mucho tiempo más.

    Fabia,
    qué puedo decirte... Gala piensa q escribir es pasarse un folio por el alma, y yo también lo creo.

    Adolfo,
    aún no es tarde. Debería tener solución la tristeza de la tierra y la tristeza de la gente. Yo así lo espero. Feliz semana para ti también.

    Javier,
    hola, bienvenido. Si lo dejo fluír lo mismo me quemo a lo bonzo, pero de dentro a afuera... Mejor lo controlo, mientras pueda.

    Besicos para todos.

    ResponderEliminar
  13. Antiqva,
    es curioso lo q pueden fabricar las emociones, verdad?

    Paco,
    gracias por esas palabras siempre amables q me regalas.

    Juan Carlos,
    vas a tener q fiarte de mi palabra, q es q estamos pelín lejos para degustaciones. :)

    Peregrina,
    mucha paz para ti también, aunq creo q ya tienes un buen montón de eso.

    Eva,
    sí, el poema es mío, como todos los q hay bajo esa etiqueta. Ante las adversidades hay quien se acobarda y hay quien se cabrea: yo me cabreo. Seguramente no sea buena ninguna de las dos cosas, pero así de limitados somos, soy.

    Abriles,
    bienvenida al club de los del alma agujereada :) Pero me han dicho q hay posibilidades de q se cierre ese agujero, sin dejar apenas cicatriz. Vamos a ello.

    Besos grandes para vosotros.

    ResponderEliminar
  14. Paso a echar un ratito de lectura en tu espacio, y como siempre me voy encantado. No podía ser de otra manera.

    Saludos y un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  15. Más que inquietud parece mala leche. Me ha encantado la frase "arrasar esas playas heridas de palmeras"

    Hasta el infinito y más allá

    ResponderEliminar
  16. Uri Geler, tambien doblaba metales ,pero le faltaba sin duda tu toque poetico.
    Bsos

    ResponderEliminar
  17. Juan,
    no tener a veces esa seguridad es lo q me inquieta tanto. Son tiempos extraños.

    Sonrisa,
    como siempre, un placer tu visita.

    Besos para los dos.

    ResponderEliminar
  18. Masakoy,
    sí, a veces es mala leche, de pura impotencia, cuando podría hacer tantas cosas y quien debe no las hace...

    Dr. Mikel,
    ya casi no me acordaba de ese personaje. Pero él doblaba cucharillas, no? Yo me atrevo con las barras de hierro :)

    Un beso grande, chicos.

    ResponderEliminar
  19. Vaya, Sara ¡qué desasosiego me ha producido la lectura de este post!

    Espero que el próximo traiga más calma.

    un beso, Sara

    ResponderEliminar
  20. Frabisa, yo no deseo otra cosa.
    Un besico.

    ResponderEliminar
  21. inquietantes letras cubiertas de belleza.


    Paco

    ResponderEliminar
  22. Genial tener una mañica, que escribe tan bien, a la vista! ;)

    Te sigo leyendo,

    un beso

    ResponderEliminar
  23. Jorge, bienvenido. Será un enorme placer tenerte por mi casa.
    Besicos.

    ResponderEliminar