viernes, 28 de noviembre de 2008

Soy



Soy el que sabe que no es menos vano
que el vano observador que en el espejo
de silencio y cristal sigue el reflejo
o el cuerpo (da lo mismo) del hermano.
Soy, tácitos amigos, el que sabe
que no hay otra venganza que el olvido
ni otro perdón. Un dios ha concedido
al odio humano esta curiosa llave.
Soy el que pese a tan ilustres modos
de errar, no ha descifrado el laberinto
singular y plural, arduo y distinto,
del tiempo, que es uno y es de todos.
Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.

Jorge Luis Borges

11 comentarios:

  1. Soy la luz, el sol, el cielo y las estrellas

    Hasta el infinito y más allá

    ResponderEliminar
  2. Masakoy, tienes tanta razón como el maestro Borges. Somos todo, así de simple.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Nadie como Borges para retratarnos tal como somos... y no somos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Ay, Borges y los espejos, que se mira y no se encuentra, qué maravilla.
    besos

    ResponderEliminar
  5. Amiga, que cierto es eso de que no hay otra venganza que el olvido, ni otro perdon...

    Bellisimo poema este de Borges.

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  6. Pedro, así es. Parece como si el alma humana no tuviera secretos para él.
    Fernando, a mi también me parece precioso.
    Alfaro, cuántas veces he sentido yo algo parecido...
    Antiqva, parece q el perdón es la única medicina. Será por eso tan difícil de conseguir?

    Beso grande para cada uno de vosotros.

    ResponderEliminar