viernes, 28 de octubre de 2011

El fruto redondo



Sí, también yo quisiera ser palabra desnuda.
Ser un ala sin plumas en un cielo sin aire.
Ser un oro sin peso, un soñar sin raíces,
un sonido sin nadie...
Pero mis versos nacen redondos como frutos,
envueltos en la pulpa caliente de mi carne.

Angela Figuera Aymerich






.

6 comentarios:

  1. Tu y yo somos oro sin peso...jajaja
    Besitos y salud

    ResponderEliminar
  2. Cuánto tiempo sin pasar por aquí, Sara, me alegra ver que vuelves de vez en cuando y actualizas.
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  3. Lindo

    saludos


    http://lulurulitos.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. Genín,
    te aseguro q peso, tengo. :)

    Alfaro,
    a ver si no lo dejo tanto tiempo, q me lío, me lío...

    Maru,
    bienvenida, estás en tu casa.

    Besicos a los tres.

    ResponderEliminar
  5. Una preciosidad de poesía, gracias y abrazos.

    ResponderEliminar
  6. Goathe, a mí así me lo pareció: preciosa.
    Un besico.

    ResponderEliminar