viernes, 4 de septiembre de 2009

Condena


A trabajos forzados me condena
mi corazón, del que te di la llave.
No quiero yo tormento que se acabe,
y de acero reclamo mi cadena.

Ni concibe mi mente mayor pena
que libertad sin beso que la trabe,

ni castigo concibe menos grave
que una celda de amor contigo llena.

No creo en más infierno que tu ausencia.

Paraíso sin ti, yo lo rechazo.
Que ningún juez declare mi inocencia,

porque, en este proceso a largo plazo

buscaré solamente la sentencia
a cadena perpetua de tu abrazo.


Antonio Gala

.

12 comentarios:

  1. Una condena de amor en tus versos, nacen al leerte..

    Un abrazo

    Saludos fraternos
    Que tengas un buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  2. Feliz fin de semana, Adolfo.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  3. Las décimas, con su belleza ritmica, tan simples y tan dificiles!

    Me gustó el poema, saludos de viernes al fín.

    ResponderEliminar
  4. Mira que me gusta Antonio, pero que cursi puede parecer a veces....
    Cadenas nunca¡¡¡¡ y las de amor menos...
    besos

    ResponderEliminar
  5. ¿Que tío le inspiraría?
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  6. Si alguien es capaz de decir tanto con tan pocas palabras que maginifica debe ser su candidez. Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Es así, la cárcel del amor no se cambia por la libertad.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Así es, Cristina; un tipo de poesía de lo más difícil de construír en la q Gala, también, es un maestro.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  9. Anatxu, yo no lo encuentro cursi... más bien entiendo q esas cadenas son una metáfora de la libertad q, siempre, nos quita el amor. Y q, aún así, prefiere estar enamorado a ser totalmente libre.
    Un besico.

    ResponderEliminar
  10. Genín, tu comentario me ha dejado perpleja. He puesto en este blog montones de poemas de amor, y nunca nadie ha hecho una pregunta así. Supongo q te refieres, con evidente poco respeto, a la condición de homosexual de Gala. Y? Muchos y magníficos poetas lo son y lo han sido: Federico García Lorca, Arthur Rimbaud, Walt Whitman, Luis Cernuda, Oscar Wilde, por citar algunos de los más conocidos. Poco importa a quién va dirigido el poema de amor, lo q importa es la belleza q un poeta sabe plasmar desde su propio sentimiento. Lo q le guste a cada cual en la cama es algo absolutamente personal y nada tiene q ver con su valía como ser humano, como artista o como profesional en el campo q sea.
    Homofóbicos no, por favor.

    ResponderEliminar
  11. Galadri, lo has dicho muy bien: magnífico.
    Un besico.

    ResponderEliminar
  12. Hola, Antifaz. Eso mismo creo q quiere decir Gala. Nada hay q merezca cambiarse por el amor.
    Besicos.

    ResponderEliminar