martes, 1 de septiembre de 2009

Ahora




Ahora que me debato un poco más que siempre

entre las dos orillas del cauce de mi vida,

que me asalta de noche el monstruo del recuerdo,

que me vuelve la culpa a echar sal en la herida;

ahora que me ahogan las cosas que no hice

y las dudas golpean como un mar enfadado,

que mis flores no crecen tanto como debieran,

que no sé si es bastante todo lo que ya he dado;

ahora que tengo un miedo disperso, indefinido,

ahora que las estrellas no anidan en mi cama,

ahora no queda otra que seguir caminando

como antes, como siempre, como cada mañana.


.

30 comentarios:

  1. Adelante, siempre adelante...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Pues entonces debes de llamar a los amigos, que para eso estamos

    cálido abrazo

    ResponderEliminar
  3. Ahora al leerte es cuando te amo .

    !Que bello poema !

    Un abrazito tierno.

    ResponderEliminar
  4. estés en la orilla que estés, siempre en frente tendrás otra orilla....disfrutalas
    besos

    ResponderEliminar
  5. Claro, no queda otra...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  6. el recuerdo como siempre,atormentando.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Que buenas imágenes, me gusta tu composición y como juntas estrellas y camas, noche y recuerdo, culpa y herida. Todos esos miedos paralizan, es verdad, pero, como bien dices si uno sólo piensa en dar un pasito detrás de otro al final resulta que está caminando.
    Besos de vuelta ;)

    ResponderEliminar
  8. Un buen trago, si señor, de esos amargos como el whiski, pero catárticos.

    ResponderEliminar
  9. Hay días tontos, Thomas...
    Un besico.

    ResponderEliminar
  10. Gracias, Paco. Un bajón se convierte en un subidón por gente como vosotros.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  11. Peregrina, gracias por tu cariño y tu tierno abrazo.
    Otro para ti. Y un beso.

    ResponderEliminar
  12. Anatxu, eso es lo difícil: no poder estar en ambas orillas a la vez.
    Un besico, preciosa.

    ResponderEliminar
  13. No, Genin, no queda otra q seguir. Siempre.
    Un besico.

    ResponderEliminar
  14. S., el recuerdo es como una mosca pesada q zumba y zumba y pocas veces hace caso cuando se le echa. Hay veces, claro, q el recuerdo es amable y trae momentos hermosos, pero...
    Besicos.

    ResponderEliminar
  15. Cyllan, pasito a pasito se recorren enormes distancias, tienes razón. Mirar hacia atrás no sirve de nada.
    Otro beso de bienvenida vacacional.

    ResponderEliminar
  16. Herzeleid, me alegro de q te haya gustado. A mi me ha encantado tu último post.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  17. No queda otra que seguir o como dicen los peregrinos de Santiago desde tiempos inmemoriales:

    Ultreia!!!

    Esto es, "vamos más allá" o "hacia adelante".

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  18. sigue, avanza, no pares y no mires atrás. Besos.

    ResponderEliminar
  19. Qué sugerente ese puente, y el poema está muy bien, ahora que tanto se duda..., si paras que sea para mirar hacia adelante.
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  20. Goahte, en realidad no somos sino peregrinos; en el Camino de Santiago o en el personal. Yo me uno a ese grito.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  21. Fernando, en eso estamos. Sobre todo, en los momentos tontos.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  22. La duda, Alfaro, ese otro mostruo q surge de debajo de la cama para robar el sueño...
    Besicos.

    ResponderEliminar
  23. Amiga, eso "del miedo indefinido" se suena como algo proximo, como algo que siempre nos esta acechando... Pero no queda otra solucion que avanzar, caminar y avanzar.

    Recibe un abrazo

    ResponderEliminar
  24. Es un placer leerte !!!

    y sentir esas tus palabras !!

    en el post, muy bello...!

    ...un abrazo
    y hasta pronto...

    Fede Hammelinn



    Paradojas :

    El mundo es una gran paradoja que gira en el universo. A este paso, de aquí a poco los propietarios del planeta prohibirán el hambre y la sed, para que no falten el pan ni el agua.

    Galeano - Uruguay

    ResponderEliminar
  25. A veces hay momentos así, en los que a uno le pesa el carro de la vida, pero no queda otra que tirar un poco más.
    Seguro que vienen tiempos mejores, siempre pasa, después de una mala racha viene otra mejor.

    un besazo, guapa

    ResponderEliminar
  26. Antiqva, cuanto nos parecemos todas las personas, verdad?
    Besicos.

    ResponderEliminar
  27. Fede, esas paradojas hacen pensar...
    Besicos para ti.

    ResponderEliminar
  28. Si, Frabisa, es q hay días muy tontos.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar