miércoles, 9 de diciembre de 2015

                                                            (Foto de Pedro Sabalete)



El frío de diciembre
por dentro y por fuera
como una dulce
puñalada, a traición.
Este sol mentiroso
que no calienta
ni alumbra.
Y temblando en su rama
aún quedan
hojas secas.
Temblemos juntas, pues.
Tiritemos al borde
del abismo y del miedo.
Y mientras sonreímos
esperamos la lluvia.




Sara Royo


4 comentarios:

  1. Que buena falta hace, aquí solo nubes, pero de agua na de na...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, q llueva, por favor...
      Besicos. Gracias por venir.

      Eliminar