sábado, 19 de diciembre de 2009

Esta nostalgia




Este sueño que vivo,
esta nostalgia con nombre y apellido,
este huracán encerrado tambaleando mis huesos,
lamentando su paso por mi sangre...
No puedo abandonar el tiempo y sus rincones,
el valle de mis días
está lleno de sombras innombrables,
voy a la soledad como alma en pena,
desacatada de todas las razones,
heroína de batallas perdidas,
de cántaros sin agua.
Me hundo en el cuerpo,
me desangro en las venas,
me bato contra el viento,
contra la piel que untada está a la mía.
Qué haré con mi castillo de fantasmas,
las estrellas fugaces que me cercan
mientras el sol deslumbra
y no puedo mirar más que su disco
-redondo y amarillo-
la estela de su oro lamiéndome las manos,
surcándome las noches,
desviviéndome,
haciéndome desastres...
Me entregaré a los huracanes
para pasar de lejos por esa luz ardiendo.
Estoy muriéndome de frío.



Gioconda Belli


.


30 comentarios:

  1. Sara, qué poema nos traes tan desabrido? No sé mucho de Gioconda Belli, pero me va a gustar leerla, estoy seguro.
    La poesía la entiendo así, el único recurso que un alma tiene para salir del cuerpo e instaurarse en los rincones de otras almas,para consuelo propio y ajeno.
    Un abrazo de lo más navideño.
    Feliz Navidad y todo lo demás...

    ResponderEliminar
  2. Una de mis favoritas, el año pasado por estas fechas leí "El universo en la palma de la mano". Prosa de Belli. Todo un descubrimiento.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. El hogar que da calor está en el propio corazón. Y afuera, siempre hace frío, hay huracanes,... aunque también están la aventura.

    ResponderEliminar
  4. Que profundidad la de Gioconda Belli.
    Una mujer fuera de serie. Un alma batallando, sangrando a raudales.

    Me ha encantado leer este poema, es sublime.

    Un abrazo fortísimo.

    ResponderEliminar
  5. Pues yo estoy igual, que lo sepas, muriéndome de frío, qué horror, la reforma va a acabar conmigo, jejeje. Anda que hemos sido muy oportunos¡
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Lo que tengo claro es que de frío no pienso morirme...
    ¡Felices fiestas!
    Salud

    ResponderEliminar
  7. Mateo, te parece desabrido el poema? Yo lo encuentro precioso, exacto, contundente. Sé q te gustará Gioconda Belli, es impresionante.
    Otro abrazo navideño para ti.

    ResponderEliminar
  8. Eva, también es una de mis favoritas. Celebro q coincidamos.
    Un besico.

    ResponderEliminar
  9. Juan, tienes mucha razón: todo, todo lo necesario está dentro de nuestro propio corazón. Qué pena q casi nunca nos demos cuenta...
    Un besico.

    ResponderEliminar
  10. Carmen, es una mujer q sabe llegar hasta lo q sentimos en lo más profundo; es cercana y cotidiana.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Esta nostalgia sí que es gélida. Mucho más que los no se cuantos bajo cero climatológicos que tenemos por aquí.

    ResponderEliminar
  12. Jajajajjja
    JotaEfe, cómo se te ocurre ponerte de obras con este frío?
    Un abrazo q te caliente un poquico.

    ResponderEliminar
  13. Pues claro q no, Genín. Nos moriremos de exceso de vida, q es lo q mola ;)
    Un besico.

    ResponderEliminar
  14. Doctor, no hay peor frío q ese q no se consigue quitar, porq está dentro y es grande y se desborda...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Hola Sara.

    Que bonito es leerte.

    Feliz navidad guapa..


    Besos,

    María.

    ResponderEliminar
  16. Es un placer pasar por tu blog, Sara. Tienes un buen gusto poético.
    Gracias por compatartir estos hermosos poemas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. En estas fiestas que se aproximan, te deseo tengas paz, que puedas compartir con todos tus seres queridos y disfrute de la magia de la navidad, y que el año que sea aproxima te traiga salud, amor, prosperidad, que logres realizar todos tus proyectos y alcance un gran nivel de plenitud, y felicidad junto a todos los tuyos.
    Besos y abrazos sinceros

    ResponderEliminar
  18. María, lo bonito es q vengas a mi casa y te guste lo q encuentres.
    Un besico, preciosa.

    ResponderEliminar
  19. Javier, gracias por tu visita y tu comentario. Bienvenido, estás en tu casa.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  20. Parisina, yo también te deseo todo lo mejor. Ojala este nuevo año sea un poco mejor q el pasado.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  21. Hermoso a más no poder, pero qué sufrimiento más desagradable.... Por aquí decimos "desaborío"...de cántaros sin agua, de desangelado cuerpo.
    ¡¡¡No hay que sufrir!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Hola Sara, te deseo que pases una muy ¡¡¡FELIZ NAVIDAD!!! en compañía de tus seres queridos y que en el año ¡¡¡NUEVO!!! se cumplan todas tus ilusiones y que te toque la lotería. Si a mí me toca iré al Pilar y si no también.
    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  23. que malo es pasar frio en el corazón...

    ResponderEliminar
  24. Jajajaja, Mateo. A ver, dime un sufrimiento q no sea desaborío... pues claro q no hay q sufrir. Ni cometer excesos, ni soñar con los ojos abiertos, ni morirse. Pero, yo al menos, no sabría evitar ninguna de esas cosas.
    Un besico.

    ResponderEliminar
  25. Antonio, muchas gracias y lo mismo para tí. La lotería, me parece q tendrá q ser otro año... Y, para venir al Pilar, tampoco hace falta mucho.
    Un besico.

    ResponderEliminar
  26. Si, S., eso es malo. Pero siempre hay alguien q nos quiere y nos arropa un poco.
    Un abrazo grande y calentico.

    ResponderEliminar
  27. jaja voy a empezar a vender abrigos en mi blog =) Los friolentos andan de moda, =D Preciosos versos

    Un abrazo sarita :) <3

    ResponderEliminar
  28. No nos vendría mal otro abrigo, Krlos. Por estas tierras hace frío.
    Un besico.

    ResponderEliminar