lunes, 7 de diciembre de 2009

Caminan por la playa


Bajo el cielo estrellado caminan por la playa
como si no existiera mas ley que la sonrisa.
El mar los acaricia, su cómplice mirada
los aleja de un mundo que no les pertenece.
Pasean por la playa, y esa playa infinita
es un hogar sin tiempo ni nubes de tormenta.
Se conocen apenas, se miran, se detienen,
se miden uno al otro desde el fondo del alma
y todas las estrellas se asoman a sus ojos,
de yerbabuena y menta se les llenan las manos
y la voz se les quiebra en un hondo suspiro
y la luna los cubre con su manto de plata.

.

40 comentarios:

  1. Uauuuuuuuuuu, qué romántico.

    Realmente hablar de amor y más si es con tan buen hacer como el tuyo, es un soplo de aire fresco.

    un beso

    ResponderEliminar
  2. Un hogar sin ruidos y tormentas.
    Me ha encantado esa frase.
    Besos pestañica!!!

    ResponderEliminar
  3. me ha parecido dulce y bonito seguire leyendo tu blog
    abrazotes

    ResponderEliminar
  4. QUé maravilla poder disfrutar del mar y de la persona amada al mismo tiempo y sentir todo lo que escribes aquí. Ayyy, alguna vez me veré yo en ese situación? No lo pensaré mucho, que no me quiero deprimir, jeje.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Mirarse desde el fondo del alma no es nada fácil...
    ¡Que envidia!
    Sitos y salud

    ResponderEliminar
  6. me encanta la serenidad que transmite tu poema. Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Parece el dulce juego de un amor que comienza, muy bonito, suave y sereno.
    Besinos.

    ResponderEliminar
  8. muy bonito lo q has escrito amiga Sara !!!

    un placer venir x acà

    un abrazo

    Fede Hammelinn

    *****************************


    NOCHE Y CRUZ (fragmentos)

    Cuando persigue el hombre sin cesar al hombre
    la misma trampa sirve para el uno y el otro
    la misma ausente mano
    hace cortar el cuello del lobo y de la tórtola.
    Y la rutina ordena
    con más rigor que la pasión difunta.
    Cuando persigue el hombre en cada sitio al hombre,
    a los unos da muertes que no serían la suya,
    al uno quita el alma, al otro sepultura.
    Una metralla ciega hasta en los muertos cava
    y la mano de un niño cuelga de frescos olmos.
    En súbito tumulto
    se incendia la noche desde adentro.
    Se reduce el antiguo lugar para la sombra,
    como muros y troncos se parten las tinieblas.
    Desaparecen ellas, las casas y los bosques.

    Susana Soca (Montevideo,19 de julio de 1906 - Muere en accidente aéreo en Río de Janeiro,11 de enero de 1959)


    http://socasabat.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  9. Ideal decorado para quienes se regalan su primer aliento..

    ResponderEliminar
  10. No debería existir nada más. Y por favor, paren los relojes.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Hola, Frabisa. Quise traer un poco de brisa marina y cálida... ;)
    Besicos, wapa.

    ResponderEliminar
  12. Fete, ójala todos tuviéramos un sitio así. sin tiempo ni tormentas.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  13. Hola, Pau. Bienvenido, estás en tu casa.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. JotaEfe, seguro q sí. En algún lugar, esa persona piensa lo mismo q tu y te está esperando. Solo es cuestión de tiempo q os encontréis.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  15. Es fácil mirarse así, Genin, cuando se ama.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Gracias, Eva. Era un momento pleno y sereno, en efecto.
    Un besico.

    ResponderEliminar
  17. Fabia, un amor tan reciente q aún no había comenzado, salvo en la imaginación de ambos.
    Un besico.

    ResponderEliminar
  18. Susy, me alegro de q te guste.
    Un besico.

    ResponderEliminar
  19. Fede, tu visita es siempre un doble placer: tu comentario y el verso q me regalas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Así es, Delgaducho. Aunq, en realidad, el sitio es lo de menos...
    Besicos.

    ResponderEliminar
  21. Amiga, de ese bello poema están a punto de brotar chispazos inmensos...

    Bello de verdad, amiga

    ResponderEliminar
  22. Antifaz, q paren los relojes mientras la gente se ama.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  23. Que tendrá el mar que nos hipnotiza y si estás acompañado de la persona a la que amas... ya ni te cuento, un besito.

    ResponderEliminar
  24. Amoooor, que ganas de ir a la playa..

    ResponderEliminar
  25. Por problemas de salud estuve ausente estos últimos días,
    ya me pondré a la altura de sus blog para comentarles..

    Pido disculpas por no poder pasar por sus bloggs..

    Gracias

    Un abrazo
    con mis
    Saludos fraternos de siempre..

    ResponderEliminar
  26. La playa, el mar, creo que nos devuelve el color con que miramos, si estamos triste es de una tristeza infinita y al revés si nos sentimos felices.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Fernando, ójala todos tengamos la oportunidad de vivir algo así.
    Un besico.

    ResponderEliminar
  28. David, eso me pregunto yo. Qué tendrá el mar, q es capaz de atraparme así, tan lejos de él...
    Un besico.

    ResponderEliminar
  29. Hola, Alf, bienvenido. Estás en tu casa.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  30. Adolfo, espero q ya estés bueno.
    Un beso, cuídate.

    ResponderEliminar
  31. Estamos de acuerdo, Alfaro. El mar es un gran espejo en el q nos reflejamos.
    Un besico.

    ResponderEliminar
  32. S., me alegro de q te guste.
    Un beso, preciosa.

    ResponderEliminar
  33. Quién no viviera un momento como ese no sabe lo que es estar enamorado.


    Saludos.

    ResponderEliminar
  34. Aunque ya quedan pocos románticos por este mundo, mi me siguen estos textos ;)

    Besos

    ResponderEliminar
  35. Me alegro, Dani. Cuando muera el romanticismo, se apagará el sol.
    Un besico, bienvenido.

    ResponderEliminar