miércoles, 27 de abril de 2016

La droga

                                                                           (Foto de Teresa Salvador)




Si ya no puedes regresar a tu orilla izquierda, déjate llevar a donde sea.
Sería bueno olvidarse del brocal del pozo y aventurarse en el río subterráneo.
El día de ayer se ha ido y el que tú fuiste ayer. No trates de levantar del polvo ese amor, porque sólo levantarás jirones y sombras.
Enséñale a tu corazón a caminar de nuevo, como a un niño de meses.
Te dije estas cosas y respondiste:
-Es que soy la costumbre. He tomado veneno todos los días, y me hace falta. ¿Qué droga tremenda es el amor?

Jaime Sabines

2 comentarios:

  1. Potentísima, adictiva y deliciosa... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  2. La droga más poderosa de todas, así es.
    Besicos, Genín.

    ResponderEliminar