viernes, 27 de noviembre de 2015

En defensa propia




No leas. No sientas.
No pienses, no recuerdes.
No imagines, no desees.
No descubras.
No des tregua.
No bajes la guardia.
Eres más frágil
de lo que pensabas.
Así que desenchufa.
Sube las escaleras otra vez
y haz que crezca el mar,
lágrima tras lágrima.
No abras, no.
Cuídate.
Cuídate, pequeña.
Cierra
en defensa propia.



Sara Royo



4 comentarios:

  1. Si, en defensa propia...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  2. Besos y salud también para ti, Genin.

    ResponderEliminar
  3. Pues estoy casi en una fase parecida, una identificación plena, ya ves.

    ResponderEliminar
  4. Goathe, pues a ver si asa pronto la fase...
    Besicos.

    ResponderEliminar