domingo, 10 de junio de 2012

La memoria





Si quieres olvidar, si no te basta
con ahuyentar heridas y desprecios,
acuérdate del día en que un poema
te liberó del mundo y sus engaños.




María Sanz

14 comentarios:

  1. Me alegro mucho de volver a leerte, hacía mucho tiempo que no escribías, pero veo que sigues igual de vitalista, (O más) y vuelves con nuevas alegrías, felicidades.

    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  2. Hola, Angeles. No sé si estoy igual de vitalista. Estoy, eso sí, muy ilusionada porq vendrá pronto mi nieta. Lo demás, más de lo mismo.
    Un besico, me gusta estar de vuelta y saber de vosotros.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias, Sara, por colgar este antiguo poema mío. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  4. María, me encanta tu poema y es un placer traerlo a mi casa.
    Un besico.

    ResponderEliminar
  5. Muy bonito y muy cierto, gracias por compartirlo.
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Maru, por tu visita y tu comentario.
      Un besico.

      Eliminar
  6. Es una buena recomendación...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  7. Hola, David, un placer tenerte en mi casa.

    ResponderEliminar
  8. Vendrá alguien a liberarnos de este mundo de engaños y estafadores?.
    Un saludo,Sara.

    ResponderEliminar
  9. No lo sé, Tejón. No espero yo mucha salvación... Pero no hay q perder la esperanza.
    Un besico.

    ResponderEliminar
  10. La vida, con poesia, parece como que es mas vida...

    Y lo bueno, es que la poesia esta en cualquier sitio, en cualquier rincon...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Tienes razón. La vida sería más triste (aún) sin poesía.
    Un besico.

    ResponderEliminar