viernes, 30 de octubre de 2009

No quiero que se cierren mis ojos esta noche


No quiero que se cierren mis ojos esta noche.
No quiero que me cubra el sueño con su manto,
ni caer al vacío que roba la memoria.
Detrás de mi ventana hay un reino de sombras
y desliza por todo sus mil dedos helados.
Portones atrancados, cerrados los postigos,
para que no me toque el hálito de muerte
que siembra cada noche el monte y las callejas
de cuerpecillos rotos, abiertos, destrozados.
No he oído los gritos que otros han escuchado,
no he sentido en mi puerta los golpes de la aldaba
ni me ha rozado el velo de ése ser espantoso.
Pero sé que está afuera, se arrastra por las sombras,
desgarra corazones, destruye la ternura,
bebe sangre de niños, va diezmando el ganado
y ha cubierto de miedo mi pueblo y mi morada.
Dicen que se presenta detrás de la penumbra
y con sus pasos sordos acecha al indefenso,
no lo ven cuando ataca niñitos en sus cunas
ni cuando en los rebaños consuma su matanza.
Por eso yo no quiero dormirme en ésta noche,
porque dormida olvido y tengo que acordarme
qué les pasó a mis manos, por qué mis uñas rotas,
dónde y por qué mis piernas se cubren de arañazos;
por qué despierto al alba, aterida de frío
con el pelo revuelto y los pies embarrados.
Y de quién, santo cielo, será toda esta sangre
que me mancha la ropa, las manos y la boca,
por qué tengo en los dientes este sabor extraño,
por qué cada mañana me siento tan cansada
y de dónde han salido, de quién son, madre santa,
los corazones frescos, aún casi palpitantes,
que encuentro al despertarme debajo de mi cama.




.

jueves, 29 de octubre de 2009

Annabel Lee

miércoles, 28 de octubre de 2009

El ángel y el vampiro


Pasé la vida entre vampiros y ángeles,
libando con paciencia los unos mi energía,
los otros trasvolando mis días más sentidos.
Todos los trances de luz fueron suyos:
al ángel los del cuerpo, los del alma al vampiro.
Al sol como en la sombra estuve ciego
y en el tránsito hacia el cenit, perdido.
Confundí las alas blancas con las capas negras.
Gusté, besando al ángel, los labios del vampiro.
Siempre acudí a la cita con lo eterno.
Cada vez que llamó, me encontraba.
Unas veces hermoso y otras veces oscuro,
el timbre de su voz me subyugaba,
la miel de su sonrisa me encendía,
y bailábamos juntos, el ángel o el vampiro
y yo que nunca supe muy bien con quién bailaba.


Leopoldo Alas
.

martes, 27 de octubre de 2009

No leerás esto


Sé q no leerás esto. No por nada especial, sino porq parece q vengamos de dos planetas lejanos y las cosas q me interesan, q me apasionan, no te dicen nada. Somos tan distintos q es un extraño fenómeno esto de q vivamos juntos. No nos importan las mismas cosas, no le damos relevancia a lo mismo, tenemos gustos dispares en casi todo. No sé q química o física nos mueve y nos provoca este gusto por estar uno al lado del otro, esta alegría q tenemos siendo dos. Hemos formado una familia, sin formarla, y sin documentos ni nudos caminamos a la par. Yo, con la mirada fija en el horizonte, seguramente. Tu, mirándome a hurtadillas, q me doy cuenta. Así estamos, así seguimos, porq queremos. Porq nos queremos. No hay más, y eso ya es mucho. Cumples otro año y sigo contigo. En lo fundamental, estamos de acuerdo.


.

lunes, 26 de octubre de 2009

No soy bueno


A veces fantaseo con la idea de que soy una persona sociable, de que tengo muchos amigos, en todas las partes del mundo, con los que intercambio una correspondencia intensa. Imagino que no me da pereza telefonear a Fulano e invitarle a comer, para estrechar lazos. Invento que la comida resulta apasionante, que no me vengo abajo en el segundo plato, que no estoy deseando volver a casa, con mis libros, mi ordenador, mis cuadernos, mi soledad, mi rabia, mi odio, mi frustración, mi desasosiego, mi gin tonic de media tarde, mi aturdimiento nocturno... Imagino también que soy feliz con lo que la vida me ha dado, que no envidio a nadie, imagino que me gusta la música y que puedo pasar la tarde entera tumbado en el sofá, escuchando una ópera (o dos, ignoro cuánto duran). Imagino que ordeno mis libros por orden alfabético (o por cualquier otro, qué más da) y que encuentro siempre el que busco (por lo general, doy con el que no busco).
Pero no nos desviemos de la sociabilidad. No aburrirse en la compañía de los otros, no preguntarse qué hago yo aquí, Dios mío, no renegar de tus congéneres y por lo tanto ser bueno, ser una buena persona, no en el sentido idiota de la palabra, sino en un sentido que quizá no se haya descubierto todavía. Quizá para ser bueno haya que ser un poco malo. Lo ignoro porque no soy bueno, quizá tampoco malo, pues los malos son también, en el fondo, un poco buenos. Y decir la verdad siempre, siempre, siempre, y no sólo los domingos y fiestas de guardar. Decir la verdad, ahora, sería inviable porque tengo pensamientos horribles acerca de los demás (aunque también acerca de mí mismo).
Por lo general, estas fantasías bondadosas me atacan en el metro, rodeado de gente que, como yo, cree saber adónde va por esos túneles de Dios. El otro día, un hombre sentado junto a mí (un ecuatoriano, creo) me preguntó si aquella línea era la de Callao. Iba justo en la dirección contraria y se lo dije. El hombre dudó unos segundos y al final exclamó: "¡Y qué más da!". Me sobrecogió aquella indiferencia que tomé por un rasgo de sabiduría, incluso de heroísmo. Al día siguiente, bajé de nuevo al metro e intenté viajar sin saber adónde, pero no me salió. Y es que no soy bueno, coño, no soy bueno.




Juan José Millás
.

domingo, 25 de octubre de 2009

Lo malo es que se olvida



Lo malo es que se olvida y un puñado
de tiempo se nos marcha hacia la nada.
Lo peor del olvido es el que en cada
cosa que fue vivimos de prestado.
¿Alguna vez leeremos del pasado

su página feliz como borrada?
¿Nuestra memoria ya desmemoriada,
sólo andará sobre lo desandado?
Lo peor del olvido es lo que olvida.

Que tanto ayer, eterno y de por vida,
se marche por la calle en que ha venido.
Porque será... Más tarde o más temprano

se nos irá el recuerdo de la mano
a deshacer su rostro en el olvido.


Angel García López
.

sábado, 24 de octubre de 2009

Desasosiego


No creo en voz alta en la felicidad de los animales, sino cuando me apetece hablar de ella como marco de un sentimiento que es la suposición derivada. Para ser feliz es necesario saber que se es feliz. No hay felicidad en dormir sin sueños, sino solamente en despertarse sabiendo que se ha dormido sin sueños. La felicidad está fuera de la felicidad. No hay felicidad sino con conocimiento. Pero el conocimiento de la felicidad es infeliz; porque saberse feliz es conocerse pasando por la felicidad, y teniendo, en seguida, que dejarla atrás. Saber es matar, en la felicidad como en todo. No saber, sin embargo, es no existir. Sólo el absoluto de Hegel ha conseguido, en las páginas, ser dos cosas al mismo tiempo. El no-ser y el ser no se funden y confunden en las sensaciones y razones de la vida: se excluyen, mediante una síntesis al revés. ¿Qué hacer? Aislar el momento como una cosa y ser feliz ahora, en el momento en que se siente la felicidad, sin pensar más que en lo que se siente, excluyendo lo demás, excluyéndolo todo. Enjaular al pensamiento en la sensación, (...) la clara sonrisa maternal de la tierra plena, el esplendor cerrado de las tinieblas altas, (...) Es ésta mi creencia, esta tarde. Mañana por la mañana no será ésta, porque mañana por la mañana seré ya otro. ¿Qué creyente seré mañana? No lo sé, porque sería preciso estar allí para saberlo. Ni el Dios eterno en el que hoy creo la sabrá mañana ni hoy, porque hoy soy yo y mañana quizás ya no haya existido él nunca.



Libro del desasosiego (Fragmento IV)
Fernando Pessoa

.

viernes, 23 de octubre de 2009

No te fíes del poeta


No te fíes del poeta.
No puede ver bien la vida
porque tiene la mirada
llena de lluvia y arena.
No sabrá decirte la hora
porque se para en el tiempo
como el gorrión en la rama.
No te dará un buen consejo
quizás tan sólo te abrace
ahogándose en su ternura.
No te fíes del poeta
porque nunca es razonable
va con el corazón roto
dejando un rastro en la calle.
No te fíes del poeta.
Te hará llorar o reír.
Te reflejará su espejo.
No, no te fíes de mí.


.

jueves, 22 de octubre de 2009

Premio Alma con Arte





El blog Agrupación Homo Iberus http://a-homoiberus.blogspot.com/ me da una sorpresa enorme al otorgarme este Premio. Yo debo responder a un meme y nominar a otros blogs, q también, a su vez, publicarán el premio en su blog, contestarán el meme y propondrán a otros... En fin, q voy a ello.



_EN QUÉ ANIMAL TE REENCARNARÍAS? Mariposa

_ALGO SIN LO QUE NO PUEDES ESTAR? Sin respirar

_QUÉ ES LO QUE MÁS APRECIAS DE UNA PERSONA? La honestidad

_SUELO VESTIR DE COLOR? Todos, pero más de negro

_TRES PALABRAS QUE ME DEFINAN? Cabezota, sensible, sincera

_UN LUGAR AL QUE VIAJARÍAS? Mallorca, iría siempre

_TU CITA FAVORITA, DE LIBRO O PELÍCULA? "Lo esencial es invisible a los ojos"

_ALGO QUE QUIERAS HACER? Aprender a estar en paz

_MI MAYOR MONOSIDAD? (Me aclaran q esta palabra viene de mono, significa hacer cosas graciosas, simpáticas... lo supe después del post) No sé... hago unos patucos de lana muy majicos.

..................................................................................................................................


Los Siete blogs de la Sabiduría:

Carmensabes Poesía y Arte http://carmensabespoesiayarte.blogspot.com/
Imágenes y Palabras http://imagenes-palabras.blogspot.com/
La tierra de los árboles http://goathemala.blogspot.com/
Oyeme con los ojos http://vozruda.blogspot.com/
...Uno de tantos... http://1detantos.blogspot.com/
Coach Paco Bailac http://pacobailacoach.blogspot.com/
Adolfo Payes - Poemas http://apayess.blogspot.com/


Los Siete blogs de la Juventud:

My Grumpy Blog
http://mygrumpyclub.blogspot.com/
El tiempo acostándose en mi boca
http://www.karlapreciadomendoza.blogspot.com/
Marcella y su vestido a rayas
http://vestidoarayas.blogspot.com/
S. y sus Pecados
http://pecadosss.blogspot.com/
No tengo porqué
http://notengoporque.blogspot.com/
Paseo por Petardylandia
http://petardylandia.blogspot.com/
Laberinto de Abril
http://laberintodeabril.blogspot.com/


Que conste q ha sido muy difícil... Muchas gracias otra vez y enhorabuena a los premiados.

.

miércoles, 21 de octubre de 2009

domingo, 18 de octubre de 2009

El tiempo


Llega un momento en la vida cuando el tiempo nos alcanza. (No sé si expreso esto bien.) Quiero decir que a partir de tal edad nos vemos sujetos al tiempo y obligados a contar con él, como si alguna colérica visión con espada centelleante nos arrojara del paraíso primero, donde todo hombre ha vivido una vez libre del aguijón de la muerte. ¡Años de niñez en que el tiempo no existe! Un día, unas horas son entonces cifra de la eternidad. ¿Cuántos siglos caben en las horas de un niño?
Recuerdo aquel rincón del patio en la casa natal, yo a solas y sentado en el primer peldaño de la escalera de mármol. La vela estaba echada, sumiendo el ambiente en una fresca penumbra, y sobre la lona, por donde se filtraba tamizada la luz del mediodía, una estrella destacaba sus seis puntas de paño rojo. Subían hasta los balcones abiertos, por el hueco del patio, las hojas anchas de las latanias, de un verde oscuro y brillante, y abajo, en torno de la fuente, agrupadas, las matas floridas de adelfas y azaleas. Sonaba el agua al caer con un ritmo igual, adormecedor, y allá en el fondo del agua unos peces escarlata nadaban con inquieto movimiento, centelleando sus escamas en un relámpago de oro. Disuelta en el ambiente había una languidez que lentamente iba invadiendo mi cuerpo. Allí, en el absoluto silencio estival, subrayado por el rumor del agua, los ojos abiertos a una clara penumbra que realzaba la vida misteriosa de las cosas, he visto cómo las horas quedaban inmóviles, suspensas en el aire, tal la nube que oculta un dios, puras y aéreas, sin pasar.


Luis Cernuda


.

sábado, 17 de octubre de 2009

Acción de Gracias (II)


Por el tiempo que me dieron.
Por el tiempo que aún me falta.
Por multiplicar mis hijos.
Por no perder la esperanza.
Por las heridas del cuerpo.
Por las heridas del alma.
Por este amor que me cura
las cicatrices pasadas.
Porque contemplo mi vida
y no bajo la mirada.
Por buscar siempre respuestas.
Por, a veces, no encontrarlas.
Por la luz que me arde dentro.
Porque encontraré la calma.
Porque respiro y respiran,
conmigo, los que me aman.
Por hacerme crecer tanto.
Por el mar. Por las montañas.




Hoy es mi cumpleaños.



.



viernes, 16 de octubre de 2009

Como la cigarra

Tantas veces me mataron,
tantas veces me morí,
sin embargo estoy aquí
resucitando.
Gracias doy a la desgracia
y a la mano con puñal,
porque me mató tan mal,
y seguí cantando.
Cantando al sol,
como la cigarra,
después de un año
bajo la tierra,
igual que sobreviviente
que vuelve de la guerra.
Tantas veces me borraron,
tantas desaparecí,
a mi propio entierro fui,
solo y llorando.
Hice un nudo del pañuelo,
pero me olvidé después
que no era la única vez
y seguí cantando.
Cantando al sol,
como la cigarra,
después de un año
bajo la tierra,
igual que sobreviviente
que vuelve de la guerra.
Tantas veces te mataron,
tantas resucitarás
cuántas noches pasarás
desesperando.
Y a la hora del naufragio
y a la de la oscuridad
alguien te rescatará,
para ir cantando.
Cantando al sol,
como la cigarra,
después de un año
bajo la tierra,
igual que sobreviviente
que vuelve de la guerra.


María Elena Walsh








jueves, 15 de octubre de 2009

Quizá la más querida




Me diste la intemperie,
la leve sombra de tu mano
pasando por mi cara.
Me diste el frío, la distancia,
el amargo café de medianoche
entre mesas vacías.


Julio Cortázar

martes, 13 de octubre de 2009

Memoria Genética



Cierra los ojos. Recuerda qué sentiste
cuando la tierra, poblada de tambores,
palpitaba caliente, embriagadora,
al ritmo de tu propio corazón.
Y solo había ya música y tu cuerpo
y otros cuerpos latiendo con el tuyo,
sudando, saltando, bailando como el tuyo,
expresando la caza, el triunfo, el rito,
la muerte, el deseo, la venganza...

Cierra los ojos. Recuerda qué sentiste
aquel invierno en las verdes tierras altas,
con la capa en los hombros y el tartán empapado.
La gaita gime y llora sobre tus piernas firmes
desgarrando la lluvia, lamentándose al cielo,
música de tu pueblo que ha de ser libre y lucha...

Cierra los ojos. Recuerda qué sentiste
en los días de nómada aventura,
cuando tenías el cielo como techo.
Cuando el camino era en todas direcciones,
sin más patria ni rey que tu guitarra;
madera tibia, curvada, femenina,
que respondía, mimosa, a tu caricia,
vibrando tanto que nacieron estrellas
solo para miraros a ella y a ti fundidos...


.

viernes, 9 de octubre de 2009

El juego en que andamos


Si me dieran a elegir, yo elegiría
esta salud de saber que estamos muy enfermos,
esta dicha de andar tan infelices.
Si me dieran a elegir, yo elegiría
esta inocencia de no ser un inocente,
esta pureza en que ando por impuro.
Si me dieran a elegir, yo elegiría
este amor con que odio,
esta esperanza que come panes desesperados.
Aquí pasa, señores,
que me juego la muerte.


Juan Gelman
.

jueves, 8 de octubre de 2009

Dos seres


Este que pasa oscuro y silencioso
con trabajo y fatiga
a hombros, el hombre es, pero ¿os dais cuenta
de que tiene la llave de la vida?

Este que pasa como luz sin brillo,
como plata cubierta de ceniza
y dolor, la mujer es, pero ¿os dais cuenta
de que tiene la llave de la vida?

Sólo dos seres hay aún más hermosos
que el sol, que el mar, que la montaña erguida:
son la mujer y el hombre porque tienen
la llave de la vida.

(Oh, más hermosos, sí, pero más tristes
porque saben que tienen la llave de la vida)


Mercedes Saori

.

miércoles, 7 de octubre de 2009

Gracias, S.


Nuestra amiga S. me concede este premio tan chuli del sello con el ojo azul, desde su blog http://pecadosss.blogspot.com/.
Las instrucciones son q debo pasarlo a otros diez blogs y q cada uno de los premiados tiene q contar un secreto... ahí voy. Les ha tocado a:

1.- http://arca-mineral.blogspot.com/ Arca Mineral, peaso de artista.
2.- http://imagenes-palabras.blogspot.com/ Imágenes y Palabras, porq aprendo mucho de ti.
3.- http://alfaro-laciudadsinnombre.blogspot.com/ Alfaro, sé q no te entusiasman, pero es tuyo.
4.- http://goathemala.blogspot.com/ La Tierra de los Arboles, tan especial como Goathe.
5.- http://mygrumpyclub.blogspot.com/ Grumpy, por ser brisa fresca.
6.- http://verdadesymentirasdiarias.blogspot.com/ Frabisa, q me muestra otra imagen del mundo.
7.- http://princesasycuentos.blogspot.com/ Princesa, por tu dulce sensibilidad.
8.- http://fernannn.blogspot.com/ Planeta Fernando, nuestro periodista particular.
9.- http://lirioenelespejo.blogspot.com/ Lirio, q se busca y se encuentra por caminos de viento.

10.- http://delosnarcisos.blogspot.com/ Narciso, ese mundo mágico.


Y ahora... quién me contará un secreto?


S., muchísimas gracias, preciosa.
.

martes, 6 de octubre de 2009

Nostalgia


Un día, mientras daba mi paseo matinal escuchando la radio, el receptor cambió él solo de emisora al pasar por delante de un edificio, y no recuperó la anterior hasta que salimos de su influencia. Durante los días siguientes, sucedió la misma rareza, que yo acabé aceptando como una de tantas situaciones que carecen de explicación racional. Pero una mañana, de repente, se me ocurrió la posibilidad de que no fuera la radio la que cambiara de emisora, sino yo el que cambiara de identidad. Si los aparatos de radio sufren interferencias, ¿por qué no va a padecerlas el cerebro, que funciona también a base de impulsos eléctricos? De hecho, con más frecuencia de la deseable decimos cosas o ejecutamos actos en los que no nos reconocemos, como si el vecino de arriba, que tiene muy mal carácter, hubiera producido unas ondas excepcionalmente fuertes que quizá contaminan el nuestro. Si con el mando a distancia, que funciona a pilas, somos capaces de cambiar de canal el televisor de la casa de al lado, ¿cómo no vamos a poder con las ondas cerebrales, que son potentísimas, alterar el comportamiento de un cerebro que se encuentra a siete u ocho pasos del nuestro?

El caso es que desde entonces, cada vez que pasaba por delante del edificio donde la radio cambiaba aparentemente de emisora, me detenía unos instantes y cerraba los ojos, intentando averiguar a quién pertenecía aquella identidad que intentaba ocupar parte de la mía. Al principio me hacía gracia esa penetración de la que me sentía objeto, pero cuanto más tiempo pasaba frente al misterioso edificio, más invadido y violentado me sentía. Comenzó a darme miedo y ahora paso por la acera de enfrente, donde no se produce ninguna interferencia. Pero siempre me pregunto, no sin nostalgia, quién sería ese otro (o esa otra) cuyo encéfalo emitía en la misma onda que el mío.

Juan José Millás


.

lunes, 5 de octubre de 2009

Sin palabras.





Descanse en paz.



.

domingo, 4 de octubre de 2009

Seguir caminando


Y va a seguir caminando
aunque arrastre los pies,
aunque las rodillas
ya no le respondan como antes,
aunque sea
un poco más difícil sonreír,
porque se quiere bañar
en el resplandor de las luciérnagas.
.

sábado, 3 de octubre de 2009

Haikus


VII

Lo bello está
En buscar el amor siempre
No en hallarlo



XI

Jamás lleves tu
Corazón en la mano
Puede quebrarse.



LX

Los poetas somos
Moradores del viento
Fruta de Nieve.



XXXIV

Como la ostra
Hace una perla así yo
Escribo poesía.



XXII

Algún día seré
Sólo un recuerdo que
No podrán borrar.



XXXV

Está bien madre
Puesto que ha de ser así
Serás mi sombra.


Max Dextre


.

viernes, 2 de octubre de 2009

Olvidado Rey Gudú


Pero el viento no parecía revelarle nada: al menos nada de cuanto él esperaba conocer. Palabras, palabras hermosas se aventaban ahora, apenas recordadas. “Yo no tengo por qué entender estas voces –decidió-. Sólo entiendo el olor, el color, el sabor de cuanto palpo y me rodea. Yo soy el Rey.” Y para él, ser Rey era una condición capacitada para ordenar el canto de los mirlos, el amanecer entre las ramas del cerezo, la suave melodía que arranca el viento de la hierba. Y también la grandeza de su pueblo. Y sí; era probable que los milanos tuvieran un rey; él, desde niño, les había visto en perfecta formación, conducidos por uno solo, hacia las tierras calientes. Y le llegó otro recuerdo tan frágil, tan leve y aparentemente sin sentido en medio de la gravedad de su espera, que le estremeció: el día en que un gorrión –sí, quizá era un gorrión- alzó inesperadamente el vuelo a su lado y le asustó, como antes no le había asustado nada ni nadie.



Olvidado Rey Gudú
Ana María Matute
.

jueves, 1 de octubre de 2009

Octubre


Estaba echado yo en la tierra, enfrente
el infinito campo de Castilla,
que el otoño envolvía en la amarilla
dulzura de su claro sol poniente.

Lento, el arado, paralelamente
abría el haza oscura, y la sencilla
mano abierta dejaba la semilla
en su entraña partida honradamente.


Pensé en arrancarme el corazón y echarlo,
pleno de su sentir alto y profundo,
el ancho surco del terruño tierno,

a ver si con partirlo y con sembrarlo,
la primavera le mostraba al mundo
el árbol puro del amor eterno.


Juan Ramón Jiménez


.